Hanoi​ (VNA) La sexta Cumbre de la Subregión del Gran Mekong (GMS, por sus siglas en inglés) emitió la Declaración Conjunta en la sesión plenaria efectuada en Hanoi.
GMS-6 concluye con éxito en Hanoi (Fuente: VNA)

En el documento, los jefes de Ejecutivo y jefes de las delegaciones de Camboya, China, Laos, Myanmar, Tailandia y Vietnam exaltaron los buenos resultados obtenidos.

Altos representantes de los gobiernos reafirmaron compromisos de los países miembros de continuar promoviendo el programa de cooperación económico del bloque y respaldando los principios fundamentales de este mecanismo, hacia la formación de una zona sostenible, integral y próspera.

La declaración también hace un balance sobre los cambios y los avances de GMS en los últimos 25 años desde su nacimiento, y propone un plan de acción para los próximos tiempos.

Los países integrantes prometieron construir una economía abierta para cada país y subregión mediante el reforzamiento de la integración económica, el impulso de la liberalización y facilitación de negocios e inversiones, el apoyo al sistema de comercio multilateral y el rechazo a todas las formas de proteccionismo.

Concretamente, estimularon el establecimiento de la zona de libre comercio China-Asean y el pronto perfeccionamiento del Acuerdo de Asociación Económica Integral Regional (RCEP).

Destacaron que la innovación, las nuevas tecnologías y la transformación digital son medios de desarrollo particularmente importantes.

Los seis países de la subregión del Gran Mekong acogieron con beneplácito el desarrollo del Programa de Cooperación de Comercio Electrónico Transfronterizo en 2016, además de los logros alcanzados al abordar los desafíos de la urbanización, la gestión de los riesgos de la propagación de enfermedades infecciosas, el desarrollo de los recursos humanos y el medio ambiente.

Reconocieron también la ayuda de los socios para el desarrollo, incluido el Banco Asiático para el Desarrollo (BAD).

La Declaración Conjunta indicó que el Plan de Acción de Hanoi (HAP) para 2018-2022 tiene la intención de realizar los cambios necesarios y consolidar la cooperación para garantizar la máxima efectividad del Programa de Cooperación GMS.

Para apoyar este plan, se desarrolló un Marco de Inversión Regional con una lista de 227 proyectos por un valor total de 66 mil millones de dólares.

Los seis países se comprometieron a intensificar su cooperación en las áreas de salud, desarrollo urbano, conectividad, corredores económicos y multiplicar las actividades destinadas a mejorar sus capacidades.

También reafirmaron su compromiso con el desarrollo sostenible de GMS a través de la plena implementación de la Agenda de las Naciones Unidas para 2030.

También destacaron la importancia de la plena implementación del Acuerdo Climático de París a nivel regional y nacional, antes de comprometerse a fortalecer su colaboración en el uso racional y manejo sostenible de los recursos naturales.

Los seis países también afirmaron su voluntad de aprovechar los aspectos positivos de la globalización para garantizar los intereses de todos, centrarse más en los vulnerables, acelerar la reducción de la pobreza, fortalecer la integración económica, promover la liberalización y la facilitación del comercio y la inversión, apoyar el sistema multilateral de comercio y resistir cualquier forma de proteccionismo.

Acordaron lanzar acciones concretas para fortalecer los vínculos en infraestructura, política, comercio y finanzas, así como los intercambios entre los habitantes.

También afirmaron que buscan desarrollar la cooperación entre GMS y otras iniciativas regionales y globales, como la Comunidad de la ASEAN y la Cooperación Camboya-Laos-Vietnam, entre otras.

Con el objetivo de asegurar un futuro común en el contexto de GMS, los seis países se comprometieron a intensificar su asociación sobre la base del respeto mutuo,  la confianza y la cooperación de beneficio conjunto.

Se acordaron que la séptima Cumbre de la Subregión del Gran Mekong se celebrará en Camboya en 2021. – VNA