Hanoi (VNA)- Las autoridades hanoyenses se esfuerzan por mejorar el tratamiento de aguas residuales de todos los distritos urbanos, operar eficientemente las plantas incineradoras, y plantar un millón de árboles, con el fin de reducir la emisión de los gases de efecto invernadero (GEI) en esta capital, según informó un funcionario municipal.
La capital Hanoi (Foto: VNA)

Le Tuan Dinh, director adjunto del Servicio municipal de Recursos Naturales y Medio Ambiente, afirmó que Hanoi mejoró la capacidad de pronóstico, y fortaleció la colaboración entre todos los factores para la prevención de desastres naturales y la mitigación de sus consecuencias.

Se implementaron además actividades para aumentar la conciencia pública, y cooperar con múltiples organizaciones nacionales e internacionales en los proyectos destinados a mejorar la calidad del aire.

Esta ciudad firmó en 2015 con el Grupo de Liderazgo Climático (C40) un acuerdo de cooperación para la protección medioambiental y la adaptación al cambio climático, indicó la fuente.

Hanoi se unió oficialmente, en 2017, al proyecto de los Gobiernos Locales por la Sostenibilidad (ICLEI) con el compromiso de reducir la emisión de los GEI, y respaldar la realización de los programas de acción para combatir contra los desastres naturales.

Con una población de más de siete millones 700 mil habitantes, junto con 17 parques industriales, más de mil 300 centros comerciales, cinco millones 300 mil motocicletas, y casi 560 mil carros, la ciudad milenaria está sufriendo de los impactos negativos provocados por el cambio climático.-VNA