El vicecanciller Bui Thanh Son. (Fuente: VNA)

Hanoi (VNA) - Vietnam contribuyó activamente a la Cumbre del G20, recién concluida en Japón, con iniciativas significativas y prácticas, las cuales fueron apreciadas por todas las partes, afirmó el vicecanciller del país indochino, Bui Thanh Son.  

Tal afirmación la hizo Thanh Son durante una entrevista concedida a la prensa luego de que el primer ministro, Nguyen Xuan Phuc, concluyó su agenda en la cita del G20, así como su visita al país del Sol Naciente en respuesta a la invitación de su homólogo, Shinzo Abe.  

De acuerdo con Thanh Son, el hecho de que Vietnam fue invitado a la Cumbre del G20 cuatro veces en los últimos 10 años patentiza la acertada política exterior de Hanoi, al igual que su creciente posición y prestigio en la arena internacional.  

Vietnam también confirmó su papel como miembro activo y responsable de la comunidad global, recalcó, y señaló que la invitación de Tokio a Hanoi para participar en el reciente evento evidencia el florecimiento de la asociación estratégica entre las dos partes, ambas decididas a contribuir a la paz, la seguridad y el desarrollo en la región.  

Las iniciativas presentadas por el premier Xuan Phuc, que se proponen fortalecer la cooperación global para resolver los problemas emergentes, contribuyeron al éxito de la delegación vietnamita, aseguró.  

Con respecto a los resultados de la visita del primer ministro vietnamita a Japón, Thanh Son enfatizó que esa actividad se efectuó en medio del desarrollo vigoroso de los nexos bilaterales en todas las esferas. 

El viaje de Xuan Phuc patentizó, nuevamente, la alta confianza política entre Hanoi y Tokio, y cosechó resultados concretos y prácticos que  profundizaron  la asociación estratégica bilateral, afirmó el vicecanciller. 

El premier vietnamita y su homólogo Shinzo Abe también acordaron fomentar la coordinación en los foros multilaterales para proteger los intereses de cada parte y contribuir a la paz, la seguridad, y la cooperación en la región y el mundo, agregó.

Al mismo tiempo, puntualizó, ambos líderes ratificaron la importancia de mantener la seguridad de la navegación marítima y aérea, y de resolver las disputas soberanas por medios pacíficos y concordantes con las leyes internacionales, particularmente la Convención de las Naciones Unidas sobre el Derecho del Mar (UNCLOS) de 1982. 

Ambos dirigentes también llamaron a respetar los procesos diplomáticos y jurídicos, así como a cumplir con lo estipulado en la Declaración sobre la conducta de las partes en el Mar del Este, y establecer cuanto antes un código al respecto práctico y vinculante.

La visita de Xuan Phuc constituyó un nuevo impulso para los vínculos bilaterales, concluyó. - VNA