Hanoi (VNA) - Especialistas de Vietnam y China analizaron las oportunidades que brinda el mecanismo de cooperación Mekong-Lancang (MLC) a los países en la región, durante un seminario efectuado hoy aquí.

Escenario del seminario. (Fuente: VNA)

Durante el evento, que forma parte de las actividades de la Semana de Cooperación Mekong-Lancang, celebrada anualmente a finales de marzo, Nguyen Van Thao, asistente del canciller vietnamita, afirmó que Hanoi, al conceder especial importancia a ese mecanismo, ha participado de forma dinámica en las actividades de la MLC con prácticas iniciativas.

El embajador de China en Vietnam, Xiong Bo, evaluó que gracias a la estrecha conexión geográfica, económica y cultural de los seis países miembros, la Cooperación Mekong-Lancang contribuyó con eficientes actividades en los sectores de economía, infraestructura, cultura, educación y salud, al fortalecimiento de los nexos abiertos, sinceros, equitativos, inclusivos y de apoyo mutuo entre las partes integrantes.

También destacó que Vietnam desempeña un papel crucial en ese mecanismo, con sus grandes potencialidades en la agricultura y gestión de los recursos de agua.

Los participantes intercambiaron criterios sobre la cooperación regional en los renglones de economía, gestión hídrica, construcción de infraestructura e intercambio pueblo a pueblo.

Coincidieron en la importancia de elevar la eficiencia de la asistencia en la gestión y el uso sostenibles y eficientes de los recursos de agua, pues ese asunto afecta directamente a los pobladores, el medio ambiente y otros sectores de cooperación.

Lancang y Mekong se refieren a un mismo río, una primordial corriente que atraviesa China y la Península Indochina.

Durante la XVII Cumbre entre la Asociación de Naciones del Sudeste Asiático (ASEAN) y China, efectuada en noviembre de 2014, el primer ministro chino, Li Keqiang, propuso el establecimiento del marco de Cooperación Lancang-Mekong.

El 23 de marzo de 2016, la primera Reunión de alto nivel de MLC se celebró la provincia china de Hainan, con la participación de China, Tailandia, Camboya, Laos, Myanmar y Vietnam. Al cierre del evento, se adoptó una declaración conjunta con visión hacia un futuro compartido de paz y prosperidad entre los países en la región. - VNA