Foto de ilustración (Fuente: VNA)

Hanoi (VNA)- La economía de Vietnam acelerará su ritmo de crecimiento con perspectivas optimistas, desafiando los impactos negativos de la inestabilidad financiera y comercial de mercados emergentes en el Sudeste Asiático, según la agencia estadounidense de calificación de riesgo financiero Moody´s.

En un informe recién publicado sobre la capacidad recuperativa del país indochino en medio de la fluctuación de los mercados emergentes, Moody´s adelantó que Hanoi obtendrá un crecimiento de 6,7 por ciento en 2018, después de alcanzar un nivel de 6,8 por ciento en 2017.

Notificó que las exportaciones, en especial de los productos electrónicos y de confecciones textiles, reportan un crecimiento enérgico, mientras que la agricultura se está recuperando en gran medida y los flujos de inversiones extranjeras se incrementan de forma estable.

Esos elementos, junto con el progreso dinámico del mercado doméstico, contribuyen a estimular el desarrollo de la economía nacional, notificó.

Agregó que debido al aumento sin precedentes del número de turistas en lo que va del año y con un contingente laboral firme, el consumo en el país obtuvo un crecimiento significativo.

Asimismo, subrayó que el comercio sigue consolidando su papel como una fuerza de impulso para el desarrollo de Vietnam y añadió que las ventajas como el bajo costo laboral y el gran número de trabajadores jóvenes coadyuvan a atraer a más productores.

Gracias a esos factores, la balanza comercial se mejoró en gran medida y el superávit de cuenta corriente alcanzó el 6,6 por ciento del Producto Interno Bruto en el segundo semestre de 2018, cifra superior a la de 5,1 por ciento registrada en 2017.

Por otro lado, ante las tensiones comerciales actuales, los grupos multinacionales, como LG y Samsung, decidieron cambiar el destino de algunas actividades de su producción en China a otros países, incluido Vietnam.

Sin embargo, Moody´s señaló que la tensión comercial global y la apreciación del dólar estadounidense generan impactos negativos en el mercado vietnamita, pese a que son leves en comparación con las afectaciones a otras naciones emergentes.

Pese a la breve devaluación del dong vietnamita en comparación con el dólar estadounidense, el superávit de cuenta corriente y la gran reserva de divisas contribuirán a garantizar la estabilidad de la economía del país indochino, subrayó.

Por otra parte, las políticas macroeconómicas eficientes y el impulso de la reforma estructural se consideran factores importantes para el crecimiento incesante a mediano y largo plazo de la economía de Hanoi, opinó Moody´s. -VNA