An Giang, Vietnam, 24 jun (VNA) Gracias a su dulzura y su excelente sabor, el azúcar de palma (Borassus flabellifer) de esta provincia sureña vietnamita es famosa en todo el país.
El azúcar de palma, una especialidad de la provincia survietnamita de An Giang (Fuente:Internet)

Según un cuento popular, mientras un campesino tomaba un descanso bajo una palmera, se despertó de pronto por una gota de agua dulce caída en su boca. Con curiosidad, subió al árbol y vio que el zumo salía desde un capullo roto de la palmera. Usó su recipiente de agua elaborado con bambú para colectar la savia y llevarla a su casa.

Como la savia de la palmera se fermenta con facilidad después de la recolección los pobladores locales buscan la manera de usarla para fabricar licor y producir azúcar.

Al visitar los distritos de Tri Ton y Tinh Bien se pueden apreciar las altas palmeras al lado de los campos de arroz. La temporada de colección  y fabricación del azúcar se extiende unos seis meses, desde noviembre hasta mayo del calendario lunar.

El trabajo más fuerte es la recolección de la savia. Desde temprano en la mañana los recolectores suben a las palmeras, cortan con cuchillos la cima de las inflorescencias, y colocan botellas debajo para recoger la savia. Luego la llevan al taller para cocerla inmediatamente y garantizar la calidad del azúcar. Las palmeras grandes y en buen estado suelen dar azúcar reconocida.

La familia de Nguyen Van Tuan, residente en la aldea de Phu Hiep de la comuna de An Phu, se dedica a la fabricación de azúcar de palma desde hace más de 27 años.

Al presenciar los pasos de la elaboración, se comprende cuan duro y meticuloso es este trabajo. Todas las etapas se ejecutan siguiendo la forma tradicional. Después de recolectar la savia, se cuece durante aproximadamente cuatro horas en una olla grande, y se agita continuamente con un palo hasta que espesa. Luego se retira la olla del fuego y se continúa removiendo la savia hasta que se enfría y adquiere un color moreno, típico del azúcar de palmera.

“Para obtener un kilogramo de azúcar se deben cocer siete litros de savia. Las personas con experiencia solo necesitan probarla, y pueden saber el contenido de azúcar dentro de ella. Su calidad también depende de la experiencia y habilidades de fabricante. Después de colectar la savia, se debe cocer el propio día, de lo contrario, el azúcar tendrá un sabor agrio”, compartió Tuan.

Cada kilogramo se vende a 35 mil dongs (equivalente a un dólar y 50 centavos). En promedio, Tuan expende unos 10 kilogramos al día. En los meses de mayor producción, como febrero y marzo, su familia puede despachar de 30 a 35 kilogramos de azúcar.

La savia de la palma de azúcar se utiliza para hacer el edulcorante, pastel, y es condimento para la culinaria.  Se emplea, además, para la cura de la tos y el asma, así como para la desintoxicación y la mejoría de sistema digestivo. 

An Giang produce unas seis mil toneladas de azúcar de palma, incluidas dos mil del distrito de Tinh Bien. La especialidad de la provincia es conocida en todo el país por su dulce natural y rico sabor. Se vende a escala nacional y se exporta también a naciones como Japón, Corea del Sur, Taiwán (China) y Estados Unidos.

La palmera del azúcar crece principalmente en los países del Sur y Sureste de Asia, como la India, Sri Lanka, Tailandia, Camboya, Vietnam, Malasia y Nueva Guinea. –VNA

VNA-SOC