El premier Xuan Phuc preside reunión preparatoria de GMS-6 y CLV-10(Fuente: VNA)
 
Hanoi (VNA) – En ocasión de la sexta Cumbre de la Subregión del Gran Mekong (GMS, por sus siglas en inglés) y la décima del Triángulo de Desarrollo Camboya- Laos- Vietnam (CLV), el primer ministro de Vietnam, Nguyen Xuan Phuc, escribió un artículo en el cual destacó la importancia de los nexos regionales.

Bajo el título “Mekong: El río de cooperación y desarrollo”, Xuan Phuc destacó que en el contexto de ambas citas, que tendrán lugar del 29 al 31 del presente mes en Hanoi, se efectuará por primera vez la Cumbre de Negocios, a iniciativa de Vietnam.  

Ese evento recibió gran respaldo de las contrapartes, como el Banco Asiático de Desarrollo, el Banco Mundial y la Asociación de Naciones del Sudeste Asiático, al atraer a más de dos mil empresarios nacionales y extranjeros, lo que refleja la confianza de los inversores en las potencialidades de la GMS y del CLV, así como en las políticas de los gobiernos, señaló.  

Al referirse a la historia de la cooperación en la región del Mekong, Xuan Phuc valoró que a los mecanismos de colaboración en esa área se integraron no sólo los cinco países ribereños (Vietnam, Camboya, Laos, Camboya, Myanmar y Tailandia), sino también grandes contrapartes, entre ellas Estados Unidos, China, la India, Japón y Sudcorea, las cuales fueron atraídas por la posición geopolítica y las potencialidades de la zona.  

Los mecanismos de cooperación regional constituyen escenarios para que los países del Mekong consoliden la confianza e impulsen el diálogo para resolver en conjunto los desafíos comunes–con respeto a los intereses mutuos–, e intensifiquen la conectividad de la región, como contribución a la reducción de las brechas de desarrollo y al mejoramiento de la calidad de vida, subrayó.

El jefe del gobierno también afirmó que las contrapartes de desarrollo contribuyeron de manera importante a los logros de la colaboración regional.

En el caso de Vietnam, la cooperación en la zona del Mekong ayudó a crear un entorno favorable para el desarrollo del país, ratificó.  

Según Xuan Phuc, esos mecanismos constituyen un canal importante de atracción de capitales al servicio del desarrollo socioeconómico, el impulso del crecimiento y la reducción de la pobreza, especialmente en las zonas fronterizas. A fines de 2017 los proyectos de conexión en la GMS realizados en Vietnam atrajeron seis mil millones de dólares.

Al mismo tiempo, numerosos acuerdos de cooperación fueron firmados, creando un marco legal para el fortalecimiento de la conectividad económica entre Vietnam y otros países en la región. Mientras, los programas culturales y sociales ayudaron a enriquecer el entendimiento entre los pueblos.  

Además, los mecanismos de cooperación regional constituyen otro canal de diálogo entre Vietnam y otras naciones en la cuenca, y atraen la asistencia financiera y técnica de las contrapartes de desarrollo a la gestión y al uso sostenibles de los recursos del Mekong, apuntó Xuan Phuc en su artículo.  

El premier también destacó el aporte de su país a la colaboración en la región. Por ejemplo, en el sector de comercio e inversión, dijo, Vietnam se comprometió con la flexibilización de los procedimientos aduaneros y con los requisitos de entrada para los hombres de negocios, así como la facilitación del tránsito transfronterizo de personas y mercancías.    

Por otro lado, trabajó de manera activa con otros países para impulsar la cooperación en la protección y la explotación razonable de los recursos hídricos, añadió.

En la rama de educación y formación, funcionarios vietnamitas participaron en programas de capacitación sobre la gestión de la infraestructura, la evaluación de los proyectos y la planificación de las políticas comerciales. Hanoi también contribuyó, precisó, a la elaboración de los planes de desarrollo de los recursos humanos de la GMS.

Vietnam, además, organizó con éxito numerosos eventos importantes de los mecanismos de cooperación del Mekong, afirmó Xuan Phuc.  

En el artículo, también manifestó su convicción de que con una mayor influencia y con las experiencias de desarrollo y de integración internacional adquiridas en los últimos 30 años, la nación indochina tiene plena capacidad para profundizar su participación en la cooperación regional, impulsando así el crecimiento nacional y contribuyendo a la paz, la conectividad y el progreso en la región. – VNA