Hanoi (VNA)- La selección de Hanoi como sede para la segunda cumbre entre el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, y el líder de la República Popular Democrática de Corea, Kim Jong-un, que se efectuará del 26 al 28 de febrero próximo, elevará el papel de la diplomacia de Vietnam en la arena internacional, observó el profesor Le Dinh Tinh.

El primer ministro vietnamita, Nguyen Xuan Phuc, visita al Centro de Prensa para la segunda Cumbre de Estados Unidos y Corea del Norte (Fuente: VNA)

En una entrevista concedida a la Agencia de Noticias de Vietnam (VNA) en vísperas de la magna cita, el vicedirector del Instituto de Política Exterior y Estudios Estratégicos, de la Academia Diplomática de Vietnam, señaló las razones por las cuales el país indochino fue escogido para la celebración del histórico encuentro.

En primer lugar, Vietnam es un destino seguro y ha acogido con éxito varios eventos internacionales sumamente importantes, incluidas la Cumbre del Foro de Cooperación Económica Asia-Pacífico (APEC), en 2017, y la Conferencia del Foro Económico Mundial sobre la ASEAN (WEF ASEAN) el año pasado, resaltó.

Al mismo tiempo, la nación sudesteasiática se encuentra entre los pocos países que mantienen una buena relación tanto con Estados Unidos como con Corea del Norte, observó.

Especificó que desde la normalización de las relaciones diplomáticas bilaterales en 1995, Hanoi y Washington han fortalecido sus vínculos de manera cada vez más amplia y profunda en diversas áreas, especialmente desde el momento del establecimiento de la Asociación Integral en 2013.

Mientras tanto, los nexos de amistad entre Vietnam y Corea del Norte, se han desarrollado firmemente durante casi 70 años.

El vicedirector del Instituto de Política Exterior y Estudios Estratégicos, de la Academia Diplomática de Vietnam, Le Dinh Tinh (Fuente: VNA)

Por otra parte, la posición de Vietnam sobre asuntos nucleares en la península de Corea también es aceptada por la comunidad internacional, con la visión basada en el empleo de las medidas pacíficas en las negociaciones y al proceso de desnuclearización en esa zona, puntualizó.

Por otro lado, argumentó que medios extranjeros consideran a Vietnam como un bueno ejemplo de reconciliación y normalización de relaciones, tras el restablecimiento de vínculos entre este país y Estados Unidos luego de una guerra, al tiempo que en la nación indochina se han realizado con éxito procesos de renovación e integración global, así como de cooperación amistosa y sustantiva con varios territorios en el mundo.

En cuanto al papel que jugará Vietnam en dicha reunión, Dinh Tinh apuntó que como país anfitrión, esta nación proporcionará los sitios para la organización de la cita, además del apoyo en la recepción, el transporte, y las garantías de seguridad para las delegaciones participantes en el encuentro.

Al seleccionar a Hanoi como sede para la segunda cumbre entre Estados Unidos y Corea del Norte, los dos gobiernos buscarán en este pequeño país la posibilidad de hacer posible lo imposible, para lograr un acuerdo, ya que en esta tierra arruinada por devastadoras guerras en el pasado, hoy día se levanta una nación de ingresos medios, destino atractivo para turistas e inversores, e importante voz en los foros tanto regionales como mundiales, explicó.

En su papel del país anfitrión, Vietnam también es considerado como un buen intermediario en el proceso de paz y desnuclearización en la Península de Corea, señaló.

En opinión del profesor Dinh Tinh, el hecho de que Hanoi haya sido elegido para la organización de ese gran evento evidencia la importancia que otorga la comunidad internacional a la nación sudesteasiática, por su positiva contribución al buen desarrollo de actividades internacionales.

Dio como ejemplo que el año pasado, Vietnam envió un hospital de campaña de segundo nivel a Sudán del Sur, para las tareas de Mantenimiento de la Paz de la Organización de las Naciones Unidas (ONU).

Se espera que con su papel como presidente de la ASEAN el año próximo, y la posibilidad de ser seleccionado este año como un miembro no permanente del Consejo de Seguridad de la ONU, Vietnam aporte más a los asuntos de interés global, dijo.

Vaticinó, además, que si la segunda cumbre de los presidentes de EE.UU y Corea del Norte se celebra con éxito en Hanoi, Vietnam elevará su posición en la comunidad internacional.

Estratégicamente, al acoger esa magna cita, el país indochino continúa afirmando su postura inclinada al empleo de los medios pacíficos, como el diálogo, la negociación, y la mediación, para la solución de conflictos tanto en la región como en el mundo, observó.

En ese sentido, Hanoi será un agente activo en el proceso regional de paz y reconciliación, en concordancia con la dirección del Partido Comunista y el Estado de Vietnam sobre la elevación de las relaciones exteriores multilaterales, incluida la diplomacia de reconciliación, agregó.

Por último, concluyó que la celebración de ese evento, de gran importancia para la comunidad internacional, confirmará la voz de Vietnam en la diplomacia mundial, así como mostrará al mundo la imagen de un país que siempre aboga por las soluciones multilaterales para las disputas, y apoya firmemente al mantenimiento del orden mundial, basado en las leyes y en la garantía de los intereses de las partes involucradas.-VNA