Hanoi, 27 mar (VNA) - Vietnam y Brunei emitieron hoy en esta capital la Declaración Conjunta sobre el Establecimiento de la Asociación Integral entre ambas naciones, en ocasión de la visita estatal a este país del sultán bruneano, Haji Hassanal Bolkiah.
 
El secretario general del Partido Comunista y presidente de Vietnam, Nguyen Phu Trong, y el sultán bruneano, Haji Hassanal Bolkiah (Foto: VNA)

El viaje del sultán a esta nación indochina, por invitación del secretario general del Partido Comunista y presidente de Vietnam, Nguyen Phu Trong, marca un nuevo hito en las relaciones de amistad tradicional y cooperación entre los dos países.

Durante su visita, el mandatario de Brunei se reunió con Phu Trong, y con el primer ministro, Nguyen Xuan Phuc, además de recorrer el Mausoleo del Presidente Ho Chi Minh, y colocar ofrendas florales ante el Monumento dedicado a los mártires vietnamitas.

En las conversaciones, ambas partes expresaron su satisfacción por la elevación de los nexos bilaterales al nivel de asociación integral, lo cual refleja el compromiso de fomentar aún más las relaciones entre ambas naciones, en beneficio de los dos pueblos.

Coincidieron en que la recién establecida asociación integral, impulsará la colaboración multifacética, especialmente en los sectores de política, defensa, seguridad, comercio, inversión, energía, educación e intercambio popular, así como la coordinación en los mecanismos multilaterales.

Reafirmaron la importancia de los nexos de amistad binacional tras destacar que los dos países entran en un nuevo período de cooperación en medio del fuerte desarrollo económico de la región, en particular, de la Comunidad de la Asociación de Naciones del Sudeste Asiático (ASEAN).

Subrayaron la necesidad de mantener el intercambio de delegaciones y el Comité Mixto de Cooperación Bilateral, con el fin de buscar oportunidades de colaboración.

Propusieron el establecimiento de las Asociaciones de Amistad Vietnam-Brunei y Brunei-Vietnam, para fortalecer los lazos entre sus pueblos.
 
Acordaron implementar  medidas concretas para impulsar la cooperación en el sector de la defensa, incluido el intercambio de informaciones, las visitas de alto nivel, y el establecimiento de mecanismos de consulta. Se comprometieron a coordinar estrechamente en los foros multilaterales relativos a ese tema.
 
Al mismo tiempo, ratificaron la importancia del apoyo mutuo en la rama de seguridad, incluido el intercambio de experiencias en la lucha contra los crímenes transnacionales y organizados.
 
También manifestaron la voluntad de iniciar las negociaciones sobre los tratados de extradición, asistencia judicial recíproca, y transferencia de personas condenadas.
 
Por otro lado, abogaron por impulsar el crecimiento equitativo y sostenible del intercambio comercial bilateral, con vistas a elevarlo a 500 millones de dólares para 2025.  
 
Particularmente, se comprometieron a facilitar el ingreso de las mercancías y servicios de cada país en el mercado del otro, sobre la base de los acuerdos de libre comercio, así como a crear un entorno favorable para las compañías, e intensificar la conectividad entre las comunidades empresariales.
 
En ese sentido, afirmaron que ambas partes trabajarán en conjunto en la agricultura, incluido el mejoramiento de la capacidad técnica y la producción, así como el reconocimiento de los alimentos halal (aquellos aceptables según la sharia, o ley islámica).
 
Los dirigentes también reafirmaron el compromiso con el impulso del intercambio de inversiones, especialmente en los renglones de contratación pública, servicios públicos, infraestructuras, acuicultura, procesamiento de alimentos, manufactura y energía.
 
Expresaron, además, el deseo de acelerar las negociaciones del Protocolo complementario del Tratado Bilateral sobre la Evitación de la Doble Imposición.
 
Coincidieron en la importancia de intercambiar informaciones sobre la pesca ilegal, no documentada y no reglamentada, y acordaron establecer una línea telefónica directa para atender ese problema, a la vez que intensificar la cooperación marítima, incluida la asistencia en el procesamiento de productos acuáticos, la aplicación de la ley sobre el mar, y el enfrentamiento a los desafíos de seguridad, con el fin de garantizar la seguridad y libertad de la navegación marítima.
 
Abogaron por intensificar la cooperación entre los centros docentes de ambos países mediante el intercambio de estudiantes, programas de enseñanza y estudio, y celebrar pronto la segunda reunión del Grupo de Trabajo encargado de la educación.

También aplaudieron la colaboración entre la empresa vietnamita de servicios técnicos petroleros PTSC, y su similar bruneana PB, en este dominio. 

Tras destacar los nexos binacionales en el sector laboral, reconocieron la importancia de garantizar los intereses de los trabajadores de un país que laboren en el otro, y coincidieron en facilitar la concesión del permiso de trabajo para empleados vietnamitas y viceversa.

Se pronunciaron por aumentar los intercambios en las esferas del deporte, la cultura y el turismo, promover la conexión aérea, así como agilizar los trámites de entrada y salida para ciudadanos de ambos países. 

Las dos naciones considerarán prolongar de 14 a 30 días el plazo de la exención del visado para los portadores de pasaportes ordinarios y de 14 a 90 días para los diplomáticos. 

Al referirse a los asuntos de actualidad regional e internacional, las dos partes acordaron coordinar acciones para el enfrentamiento a los desafíos globales y regionales, como la delincuencia transnacional, el cambio climático y la seguridad alimentaria y energética, entre otros.

Vietnam agradeció el apoyo de Brunei a su candidatura para un asiento no permanente en el Consejo de Seguridad de la ONU en el período 2020- 2021. 

Ambas partes reiteraron el compromiso de apoyarse mutuamente cuando Hanoi y Bandar Seri Begawan asuman la presidenta rotativa de la ASEAN en 2020 y 2021, respectivamente.

Ratificaron el interés de realizar coordinaciones para la implementación plena y efectiva de la Visión del bloque hasta 2025, en contribución al mantenimiento de la paz y la estabilidad en la zona y a la reducción de la brecha del desarrollo entre los miembros de la agrupación.

Subrayaron su apoyo a una estructura regional abierta, transparente e inclusiva, basada en el derecho, y con la ASEAN como centro.

Corroboraron la necesidad de garantizar y promover la paz, la estabilidad y la seguridad marítima y aérea en el Mar del Este; de fomentar la confianza y la comprensión mutuas, y de dirimir las disputas por medios pacíficos, sobre la base de lo dispuesto en la Convención de la ONU sobre el Derecho del Mar de 1982. 

Reafirmaron la importancia de que los países reclamantes en el Mar del Este y otros Estados no militaricen la región, actúen con máxima moderación, y eviten actividades que podrían complicar la situación y aumentar la tensión en la zona. 

Aseveraron su respaldo al cumplimiento pleno y efectivo de la Declaración de las partes concernientes sobre el tema del Mar del Este, y saludaron los avances en las negociaciones entre la ASEAN y China para implementar un código al respecto. 

Confirmaron el compromiso de cooperar para mantener un sistema comercial multilateral abierto e inclusivo, sobre la base de la ley, y concluir pronto el Acuerdo de Asociación Económica Integral Regional, la cual, confiaron, favorecerá el comercio y la inversión en la región.

El sultán de Brunei agradeció la buena acogida ofrecida por el Estado y el pueblo de Vietnam, y extendió una invitación a Phu Trong para visitar su país en un momento adecuado.-VNA