Hanoi (VNA) Las fábricas vietnamitas de producción de coches ensamblaron 114 mil 600 vehículos durante la primera mitad del año, para un aumento de 5,6 por ciento en comparación con el mismo lapso de 2017, según el Ministerio de Industria y Comercio.

Desde el comienzo del presente año, numerosas políticas relacionadas con el sector del automóvil entraron en vigor, como la reducción de impuestos a la importación de algunos vehículos de la ASEAN a cero por ciento, y de impuestos especiales sobre los vehículos de motor con menos de 2.0 litros a cinco por ciento.

Con las políticas anteriores, las empresas de ensamblaje de automóviles ampliaron sus operaciones y aumentaron la capacidad. La Compañía Truong Hai (Thaco) puso en funcionamiento la fábrica de Thaco Mazda con una capacidad inicial de 50 mil unidades por año, mientras Huyndai Thanh Cong extendió su producción anual a 42 mil vehículos.

De enero a junio, el volumen de automóviles importados a Vietnam llegó a 11 mil 273 unidades de todo tipo. Los coches con menos de nueve asientos alcanzaron ocho mil 315  unidades por un valor de 188 millones de dólares, para una reducción respectiva de 68,6 por ciento en volumen y 58 por ciento en valor.

Los expertos se mostraron optimistas por el crecimiento drástico del mercado vietnamita de vehículos en el tercer trimestre, a medida que las empresas se adapten gradualmente a las nuevas reglamentaciones.

Según los pronósticos del Ministerio de Industria y Comercio, la producción y el ensamblaje de automóviles en 2018 alcanzarán unas 235 mil unidades, para una reducción de 1,3 por ciento respecto a igual período de 2017.

La cartera explicó que los resultados comerciales de los fabricantes dependen de la capacidad de adaptación al Decreto Gubernamental sobre condiciones de producción, montaje, importación, comercio, servicio de garantía y mantenimiento de automóviles.

Con el fin de impulsar la industria nacional, el Ministerio de Industria y Comercio destacó la necesidad de adoptar medidas para controlar el volumen de importación y apoyar la producción y el montaje en el país.

A largo plazo, indicó, se deben promulgar mecanismos y políticas para atraer inversiones de grupos multinacionales en proyectos a gran escala en Vietnam, centrándose especialmente en las marcas que no están disponibles en la región de ASEAN. -VNA