El colapso de la presa afecta a mil 300 hogares (Fuente: Agencies)
Seúl (VNA)- Un equipo de rescate para casos de desastres proveniente de Corea del Sur llegó a Laos  para apoyar a ese país indochino en la superación de las consecuencias del colapso de la presa hidroeléctrica en la provincia de Attapeu, anunció hoy su Ministerio de Relaciones Exteriores.

La fuente precisó que el grupo, integrado por 15 médicos y cinco agentes, comenzó de inmediato sus labores apenas llegó a Laos este domingo.

El equipo prestará durante 10 días servicios médicos a los pobladores locales que fueron obligados a abandonar sus casas por ese incidente, y adoptará las acciones apropiadas para prevenir la propagación de enfermedades infecciosas.

El jefe del equipo, Roh Dong-han, destacó la importancia de esta misión humanitaria y reveló que se trata del primer grupo médico de Corea del Sur enviado al extranjero desde 2014.

Con anterioridad, el gobierno sudcoreano prometió una asistencia financiera valorada en 500 mil dólares a Laos. Una cantidad de mercancías por igual valor, incluidas dos mil sábanas, ropas y artículos sanitarios, también fueron transportadas por un avión militar de Corea del Sur al país sudesteasiático.

La compañía sudcoreana SK, una de las ejecutoras de la presa Sepien Senamnoi, estableció un equipo de respuesta urgente para resolver el incidente, ayudó a 150 familias víctimas a buscar refugio, proporcionó artículos necesarios por valor de un millón 780 mil dólares, 50 toneladas de alimentos, una similar cantidad de medicinas y 10 toneladas de ropa para los afectados.

El accidente ocurrió a las 20:00 (hora local) del lunes pasado y provocó hasta la fecha 26 muertos y 131 desaparecidos.

Según afirmaron las autoridades de la provincia sureste de Attapeu, donde se localiza la presa, 13 aldeas permanecen inundadas, entre ellas las seis más dañadas con 919 hogares y tres mil 780 personas. 

Se informó que cinco mil millones de metros cúbicos de agua fueron liberados inundando 10 aldeas en la baja cuenca y aislando totalmente el distrito de Sanamxay. Más de mil 300 familias con seis mil 600 integrantes fueron afectadas.

La construcción de la presa, que se inició en 2013 y se prevé que concluya el próximo año, corre a cargo de la empresa Sepien Senamnoi, con una inversión de mil 200 millones de dólares. 

La planta hidroeléctrica tiene una capacidad diseñada de 410 megavatios y produce mil 860 kilovatios/hora al año.  – VNA