Foto de Ilustración (Fuente: VNA)
Bangkok (VNA) La Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) celebró hoy en esta capital tailandesa una reunión de urgencia, para discutir las medidas a implementar frente al riesgo de una posible propagación de la peste porcina en toda Asia.
 
En la reunión de tres días participan veterinarios expertos en epidemiología y personal de agencias reguladoras de prevención y control de plagas de nueve países vecinos de China, a saber,  Camboya, Japón, Laos, Mongolia y Myanmar, Filipinas, Corea del Sur, Tailandia y Vietnam.

El director general del centro de emergencias para Enfermedades Animales Transfronterizas de la FAO, Wantanee Kalpravidh, alertó que esta región necesita prepararse para la posibilidad real de que la peste porcina africana "cruce" la frontera hacia otros países.

En la cita, los participantes analizan la situación actual y trazan la coordinación y la respuesta regional para hacer frente a este mal.

De acuerdo con un comunicado emitido el 1 de agosto por la Organización Mundial de Sanidad Animal (OIE), el brote de peste porcina se detectó por primera vez en la provincia china de Hei Longjiang.
 
Hasta el 25 pasado las autoridades del gigante asiático tuvieron que sacrificar unos 10 mil cerdos en cuatro localidades ante el peligro que supone la expansión de esa enfermedad para la industria cárnica.

Por otro lado, 12 países han reportado casos en sus territorios, a saber China, Rusia, Polonia, República Checa, Hungría, Letonia, Moldavia, Finlandia, Rumania, Sudáfrica, Ucrania y Zambia. 

El virus de la peste porcina africana (enfermedad devastadora para los animales pero sin ser una amenaza directa a la salud humana) puede sobrevivir mucho tiempo en climas muy fríos o calurosos, y estar presente en productos de carne secos y curados.

La peste porcina africana es una enfermedad hemorrágica altamente contagiosa que afecta a los cerdos domésticos, jabalís verrugosos, jabalís europeos y jabalís americanos. -VNA