Manila (VNA) - Miles de trabajadores y activistas en esta capital marcharon hacia el Palacio Presidencial para exigir el cumplimiento del presidente, Rodrigo Duterte, de su promesa de deshacerse de los contratos de trabajo a corto plazo.

(Foto:AP)

Los manifestantes también demandaron al gobierno a solucionar otros problemas como el bajo salario, el desempleo y los derechos de sindicatos.

El presidente Duterte hizo una promesa de actuar contra los empleadores que contratan trabajadores a corto plazo y sin beneficios adecuados, lo que le ayudó a ganar la presidencia con un amplio margen en mayo de 2016.

Sin embargo, los sindicatos aseguran que la práctica continúa, particularmente en centros comerciales y la industria de comida rápida, donde las empresas siguen emitiendo personal con contratos lo suficientemente cortos como para evitar tener que proporcionarles los beneficios adecuados.

Un total de ocho mil policías fueron desplegados para vigilar la manifestación. Las autoridades estimaron que alrededor de 10 mil personas participaron en la marcha.

El portavoz de Duterte, Harry Roque, informó que el presidente efectuará reuniones con grupos laborales para abordar el problema y que podría firmar una orden para terminar con los contratos laborales a corto plazo. –VNA
VNA-INT