Manila (VNA)- El presidente filipino, Rodrigo Duterte, promulgó hoy una ley que penaliza actos de hostigamiento sexual, incluidos los silbidos, miradas burlonas, misóginas, homófobas, insultos sexistas, comentarios de chistes sexuales, y burlas. 
El presidente filipino, Rodrigo Duterte (Fuente: AP)


Según la Ley 11313 de la República, que se ha hecho pública este lunes, los actos de acoso sexual por motivos de género en las calles y espacios públicos, como lugares de trabajo y escuelas, pueden ser castigados con servicio comunitario o encarcelamiento,  y una multa, en dependencia de la gravedad de la ofensa. 

Aquellos que sean declarados culpables de hacer gestos corporales ofensivos, como exponer partes del cuerpo o la masturbación pública, se enfrentan a penas de hasta seis meses de prisión, y una multa de al menos 200 dólares. 

Los actos como el contacto físico, pellizcos, o el roce a la persona ofendida, también pueden ser castigados con una pena de prisión de hasta seis meses, y una multa de al menos 600 dólares.

La autora principal del proyecto de ley, senadora Risa Hontiveros, ha calificado a la nueva ley como una "victoria masiva" contra una cultura creciente de groseras acciones sexistas. - VNA