Los funcionarios toman una foto en el Foro Regional de ASEAN el 4 de agosto (Fuente: VNA)

Singapur (VNA) - El Foro Regional de la Asociación de Naciones del Sudeste Asiático (ASEAN) se efectuó hoy aquí, constituyendo escenario para que el bloque y sus 10 socios de diálogo identifiquen las prioridades para la cooperación en el futuro.

El evento contó con la participación de los cancilleres de las 10 naciones miembros de la agrupación y de los aliados (Australia, Canadá, China, la Unión Europea, la India, Japón, Nueva Zelanda, Corea del Sur, Rusia y Estados Unidos), así como de Papúa Nueva Guinea, Corea del Norte, Mongolia, Pakistán, Timor Leste, Bangladesh y Sri Lanka.

Los delegados coincidieron que el Foro Regional de ASEAN (ARF) confirma su papel como uno de los mecanismos clave para el diálogo y la cooperación en el sector de política-seguridad, la construcción de la confianza y el desarrollo de la diplomacia preventiva.

En ese sentido, afirmaron que el ARF debe mantener sus principios básicos, sobre todo los referidos a la unanimidad entre las partes integrantes y el respeto al protagonismo de la ASEAN en la estructura regional.

También instaron a continuar implementado las medidas destinadas a consolidar la confianza y la diplomacia preventiva, a la vez que cumplir el Plan de acción de Hanoi sobre la Visión del ARF 2020.

Por otro lado, subrayaron la importancia de fortalecer la coordinación entre el Foro y otros mecanismos de cooperación en la defensa-seguridad de la ASEAN y de la región, así como de promover la cooperación con las agencias consultoras.

Durante el evento, los dirigentes aprobaron la Declaración del ARF sobre la colaboración en la asistencia durante los desastres, y diversos documentos referidos a las actividades y programas del Foro en los próximos años.

Al referirse a la situación regional y global, los cancilleres reiteraron la necesidad de mantener un orden internacional basado en la ley y el papel de las organizaciones multilaterales.

Aplaudieron las recientes evoluciones positivas y llamaron a las partes vinculadas a cumplir de forma cabal y seria los acuerdos alcanzados para garantizar la paz y la estabilidad sostenibles en la Península de Corea.

También compartieron preocupaciones sobre los emergentes desafíos de seguridad, particularmente el terrorismo, los crímenes transnacionales, las amenazas a la seguridad marítima y cibernética, desastres naturales y artificiales.

En ese sentido, acordaron impulsar la cooperación en el marco del ARF, así como los nexos entre el Foro y otros mecanismos regionales, para enfrentar eficientemente a esos retos.

Con respecto a la tensión en el Mar del Este, ratificaron la importancia de proteger y promover la paz, estabilidad, seguridad y libertad de la navegación marítima y aérea en esas aguas.

Los ministros expresaron su preocupación por las actividades, incluida la militarización, que erosionan la confianza, aumentan de la tensión y perjudican la paz, la seguridad y la estabilidad en la región.

Hicieron hincapié en la necesidad de actuar con moderación y evitar acciones que complican la situación o escalan la tensión, resolver las controversias por vía pacífica sobre la base del derecho internacional, respetar el proceso diplomático y legal, no utilizar ni amenazar con el uso de la fuerza y no militarizar, implementar plena y efectivamente la Declaración sobre la Conducta de las Partes en el Mar de Este (DOC), hacia el Código al respecto (COC).

Al intervenir en la reunión, el viceprimer ministro y canciller vietnamita Pham Binh Minh elogió el papel y las contribuciones del ARF durante los últimos años a la promoción del diálogo y la cooperación para construir la confianza y responder a los desafíos de seguridad.

El subjefe del Gobierno vietnamita pidió al ARF que continúe enfocándose en la implementación efectiva del Plan de Acción de Hanoi y los programas de trabajo acordados, a la vez que mejore los métodos de operación para adaptar de manera flexible a los cambios en la situación regional e internacional.

Con respecto a la situación en el Mar del Este, Binh Minh compartió inquietudes sobre las actividades que se llevan a cabo sobre el terreno, erosionan la confianza, aumentan la tensión y perjudican la paz y la seguridad en la región.

El funcionario urgió a las partes concernientes a actuar con moderación, evitar las acciones que complican la situación, no militarizar y resolver las controversias por medios pacíficos sobre la base del derecho internacional, en contribución al mantenimiento de la paz y la estabilidad en esa zona marítima.

Además informó sobre las iniciativas de Vietnam para acoger los seminarios del ARF sobre el fomento de la cooperación entre las autoridades encargadas de la aplicación de la ley en el mar y sobre la aplicación del Convenio de las Naciones Unidas sobre la Ley del Mar de 1982 y sus instrumentos legales internacionales para enfrentar los desafíos marítimos.-VNA