Yakarta, 11 nov (VNA) - Indonesia canceló la búsqueda de pasajeros del siniestrado avión de la aerolínea Lion Air, casi dos semanas después de que ese aparato se estrellera en el mar de Java del país con 189 personas a bordo.

 

Los investigadores inspeccionan los restos de aviones de Lion Air en el puerto de Tanjung Priok, Yakarta, Indonesia, el 4 de noviembre. (Foto: Xinhua/VNA)
 
Hasta el momento, unas 196 bolsas que contenían partes del cuerpo de las víctimas, incluidas 79 identificadas, fueron entregadas a sus familias para su entierro.

 

Desde la tarde del día 9 hasta el día 10, no se encontraron más cadáveres, por lo tanto, ya concluyó la operación de búsqueda y rescate, dijo la víspera a la prensa Muhammad Syaugi, jefe de la agencia nacional encargada de esta labor.

Extendió su disculpa al público, especialmente a las familias de las víctimas.

Los rescatistas también han sacado del mar partes de los motores, ruedas y asientos del avión. Un buzo murió durante la operación de búsqueda.

Mientras tanto, Lion Air ha comenzado a pagar más de 102 mil dólares como compensación por cada pasajero a las familias en duelo.

El Comité Nacional de Seguridad del Transporte de Indonesia ha recuperado una de las cajas negras, la grabadora de datos de vuelo, y todavía está buscando la grabadora de voz de la cabina, que registró la última conversación entre el piloto y el copiloto antes del choque.

El aparato accidentado era un Boeing 737-Max 8, uno de los aviones comerciales de pasajeros más nuevos y avanzados del mundo.

El Gobierno indonesio exigió un examen de calidad en todas las flotas de este tipo de Boeing y realizó una auditoría especial sobre la gestión de Lion Air. El Ministerio de Transporte también retiró a varios ejecutivos y personal técnico de la aerolínea para ayudar con la investigación del accidente.

La aeronave con número de vuelo JT 610 desapareció de los radares 13 minutos después de despegar del aeropuerto de Yakarta a las 06:20 (hora local) del 29 de octubre con destino a la ciudad indonesia de Pangkal Pinang.

De acuerdo con los datos registrados, el avión descendió de la altura de más de mil metros con una velocidad de alrededor de 640 kilómetros por hora. – VNA