Yakarta (VNA) - Las autoridades indonesias destruyeron más de dos toneladas de metanfetamina de cristal en el contexto de que el país aumentó sus medidas contra las drogas en una de las mayores operaciones en los últimos años.
El vicepresidente Yusuf Kalla, con guantes y mascara, inspecciona un paquete de metanfetamina antes de tirarlo en el incinerador (Fuente: The Strait Times)

La metanfetamina cristalizada se había incautado de buques registrados en el extranjero en dos operaciones separadas en las aguas territoriales de Indonesia, cerca de Singapur, a principios de este año. Cuatro tripulantes taiwaneses y un igual número de ciudadanos chinos fueron arrestados.

El vicepresidente de Indonesia, Jusuf Kalla, fue testigo de la destrucción de la metanfetamina de cristal en Yakarta.

Indonesia tiene algunas de las leyes antidrogas más duras del mundo e impone la pena de muerte por el tráfico de esas sustancias.

El país ha convertido la lucha contra los narcóticos en una prioridad principal y reanudó la ejecución de los traficantes en 2015 después de una interrupción no oficial.

Dieciocho contrabandistas de drogas condenados, incluidos 15 extranjeros, han sido enviados al pelotón de fusilamiento bajo el mandato del presidente Joko Widodo.

El mes pasado, ocho traficantes de drogas taiwaneses fueron condenados a muerte.

El presidente Widodo ha defendido en repetidas ocasiones su postura firme, alegando que Indonesia enfrenta una "emergencia de drogas" y debe actuar para proteger a la próxima generación.

Según el Departamento nacional para la lucha antidroga, en Indonesia había unos seis millones de consumidores de drogas de una población total de 260 millones de habitantes. – VNA