Yakarta (VNA) - Indonesia detuvo desde enero hasta el momento 26 pesqueros que supuestamente navegaban de forma ilegal en sus aguas nacionales, según fuentes oficiales.
 
Pesqueros extranjeros fueron quemados en aguas de Batam, en las islas de Riau, en junio de 2016 (Fuente: Antara)

De acuerdo con el director encargado de Pesca y Recursos Marítimos del Ministerio de Asuntos Marítimos y Pesca, Nilanto Prabowo, su cartera también incautó nueve dispositivos de agregación de peces (FAD) en varios barcos suspendidos en aguas de Sulawesi el 9 de abril pasado.

El uso incorrecto de FAD podría interrumpir las rutas de migración de peces y la vida de las especies acuáticas, dijo Prabowo, y agregó que cualquier uso de ese aparato debe ser aprobado por el Ministerio de Asuntos Marítimos y Pesca.

La política fuerte de Indonesia contra la pesca ilegal se relajó este año, tras el debate público sobre si el país debería continuar hundiendo los pesqueros que actuaban de forma ilícita en el mar.

El gobierno permitió desde entonces la venta de barcos de pesca confiscados, después de que el presidente Joko Widodo dijera que la “política dura anterior” había demostrado al mundo la seriedad de su país en la lucha contra esa actividad.

Desde 2015 a la fecha, Indonesia hundió más de 300 pesqueros, incluidos los de varios países de la región. – VNA