Yakarta, 02 oct (VNA)- El gobierno indonesio  no declarará desastre natural debido a los fuertes sismos y el posterior tsunami que afectaron en Sulawesi Central, sin embargo aceptará  la ayuda internacional, informó el ministro coordinador de Asuntos Marítimos, Luhut Binsar Pandjaitan.
Las casas dañadas en la ciudad de Palu, Indonesia, después de que un terremoto y un tsunami azotaron la localidad el 28 de septiembre pasado (Fuente: VNA)

Detalló que el gabinete no recaudará fondos para las víctimas de los desastres naturales durante las reuniones anuales del Grupo del Fondo Monetario Internacional-Banco Mundial (FMI-BM), que están programadas en Bali del 8 al 14 de mes presente.

Según el titular, Indonesia no tiene que hacerlo ya que los fondos nacionales son suficientes para manejar el impacto de los terremotos y el tsunami.

Agregó que las reuniones anuales del FMI-BM se celebrarán según lo programado, ya que todas las partes involucradas han realizado exhaustivos preparativos.

Las autoridades indonesias dijeron que estos desastres  son normales que ocurran en Indonesia, ubicada  en el "Anillo de Fuego" del Pacífico. 

Es necesario que el país tenga medidas de respuesta sólidas y rápidas y mejore la capacidad de análisis y pronóstico de su Agencia de Meteorología, Climatología y Geofísica (BMKG, inglés), indicó.

Al respecto, dijo que el país ha decidido reparar y mejorar los equipos de esta entidad.

Según la Oficina de Coordinación de Asuntos Humanitarios de las Naciones Unidas (UNOCHA, inglés), unos 190 mil ciudadanos indonesios en Sulawesi Central necesitan asistencia caritativa después de que la provincia sufriera fuertes terremotos y un tsunami. 

Entre ellos, hay 46 mil niños y 14 mil víctimas adultos, detalló la fuente.

El gobierno local está haciendo esfuerzos concertados para recuperarse de los desastres, que hasta el 1 de octubre habían causado unos mil 300 fallecidos.

Suwelasi fue devastada por dos terremotos de 6,1 y 7,5 grados en la escala abierta de Richter el 28 de septiembre. Un tsunami posterior que alcanzó una altura de 1,5 metros se levantó después del segundo terremoto, golpeando la misma área más tarde.

Una serie de sismos en julio y agosto dejaron sin vida a unas 500 personas en la isla de vacaciones de Lombok, a cientos de kilómetros al suroeste de Sulawesi.

En 2004, un terremoto considerable en la isla de Sumatra, en el norte de Indonesia, provocó un tsunami en todo el Océano Índico y mató a 220 mil personas en 13 países, incluidas más de 168 mil en Indonesia. -VNA