Hanoi, (VNA) – El Servicio de Recursos Naturales y Medio Ambiente de Hanoi colaborará con la organización medioambiental francesa AirParif para instalar unas 70 estaciones de monitoreo de calidad del aire.

En los años recientes, la tarea de gestión ambiental en Hanoi está enfrentando numerosos desafíos debido al rápido proceso de la urbanización y el alto crecimiento de la población local.

La calidad del aire en numerosas áreas urbanas, especialmente en las zonas industriales y en las aldeas de industrias tradicionales, no alcanza los estándares necesarios.

Con el fin de resolver ese problema, las autoridades de Hanoi han cooperado con la Agencia Francesa para el Desarrollo (AFD) con el fin de desplegar las medidas necesarias destinadas a mejorar la calidad del aire, con miras a la construcción de una urbe verde e inteligente.

Con el apoyo de la AFD, Hanoi ha colaborado con Airparif  en un proyecto iniciado en 2016 para la instalación en la ciudad de 10 estaciones de monitoreo, las cuales contribuye a mejorar la calidad del aire en la capital vietnamita.

Hanoi establecerá, sobre la base de los estudios realizados en el marco del proyecto medioambiental de la organización francesa Airparif, un plan de acción concreto en aras de mejorar la calidad del aire en la urbe.

El presidente del Comité Popular de Hanoi, Nguyen Duc Chung, reveló ese plan del gobierno municipal en un encuentro con los directores de Airparif- entidad especializada en el monitoreo de la calidad del aire en París, Frederic Bouvier, y de la Agencia Francesa para el Desarrollo (AFD) en Vietnam, Fabrice Bouvier.

Duc Chung exhortó además a Airparif a elevar la calidad de las estaciones de observación y a adoptar soluciones adecuadas para el registro de los datos obtenidos en un solo centro y divulgar ampliamente los mismos en aras de facilitar el acceso a las informaciones concernientes de la población.

A su vez, Frederic Bouvier destacó el avance del proyecto de Airparif, iniciado en 2016 con el apoyo de la AFD, lo que se refleja en parte mediante la instalación en Hanoi de numerosas estaciones de monitoreo.

Asimismo, resaltó la significación de este programa para la cooperación binacional en el sector medioambiental.

En cuanto al nivel nacional, el gobierno de Vietnam aprobó el plan de acción sobre la gestión de la calidad del aire hasta 2020, con visión hacia 2025.

Según el programa, aprobado recientemente por el jefe del gobierno, para 2020 el 80 por ciento de las fábricas de acero, sustancias químicas y fertilizantes deberán cumplir los estándares ambientales sobre el tratamiento de polvo y gases como SO2, NOx y CO.

El 70 por ciento de esas plantas también deberán instalar el sistema de observación automática continua de emisiones, mientras las respectivas metas para las centrales hidroeléctricas y las fábricas de cemento son de 90 y 80 por ciento.

Otro objetivo es hacer el inventario de gases residuales al 90 por ciento de las centrales termoeléctricas, el 80 por ciento de las plantas de cemento y el 70 por ciento de las de acero, sustancias químicas y fertilizantes.

El plan también propone calcular la contaminación de polvo en las grandes urbes e incrementar la capacidad nacional de controlar las emisiones de gases de efecto invernadero e intensificar la supervisión de la calidad del aire mediante el aumento de las estaciones observadoras.

La mayor prioridad es prevenir la contaminación del aire, en combinación el tratamiento. La gestión de la calidad de la atmósfera debe concordar con las condiciones socioeconómicas del país y basarse en cálculos de efectos ambientales y la capacidad del presupuesto.

Los propietarios de las fuentes emisoras y organismos del control estatal son responsables de esa tarea, sometida a la supervisión del público.

El plan presenta numerosas soluciones, entre ellas perfeccionar el marco legal para la gestión de la calidad del aire, incrementar los recursos para las actividades al respecto, impulsar la cooperación internacional y la investigación científica, intensificar la supervisión sobre la ejecución legal, y mejorar la conciencia pública. – VNA

VNA- MAN