Hanoi  (VNA) – La inteligencia artificial podrá afectar, en los próximos 10 años, a 28 millones de empleos en la Asociación de Naciones del Sudeste Asiático (ASEAN) en diferentes dimensiones, alertó Cisco, grupo de primera categoría mundial en la informática y conectividad de las redes.
El presidente de Cisco en el Sudeste Asiático, Naveen Menon (Fuente: VNA)

Durante una sesión efectuada la víspera en el contexto de la conferencia del Foro Económico Mundial (FEM) sobre la ASEAN, el presidente de Cisco en el Sudeste Asiático, Naveen Menon, dio a conocer un informe sobre los efectos de las nuevas tecnologías en el futuro de los trabajos en las seis mayores economías en la región, que incluyen Indonesia, Malasia, Filipinas, Singapur, Tailandia y Vietnam.

De acuerdo con este estudio, el 90 por ciento de los 630 millones de pobladores en el Sudeste de Asia tienen acceso a internet. Para 2020, la inteligencia artificial podrá sustituir a los recursos humanos en numerosos sectores, sobre todo los servicios y la agricultura.

Singapur será el país más afectado, con un 21 por ciento, equivalente a 500 millones de empleos, seguido por Indonesia (ocho por ciento, nueve millones 500 mil empleos), Malasia (7,4 por ciento, un millón 200 mil), Filipinas (10,1 por ciento, cuatro millones 500 mil) y Tailandia (11,9 por ciento, cuatro millones 900 mil).   

En el caso de Vietnam, el 13 por ciento, equivalente a siete millones 500 mil empleos, sufrirá afectaciones. El sector de ventas minoristas y mayoristas requerirá un millón 800 mil nuevos puestos de trabajo, en comparación con las cifras de 900 mil de la manufactura y construcción, y 700 mil de la rama de medios de transporte.  

De acuerdo con Cisco, de los 28 millones de empleos afectados, seis millones 600 mil obligarán a los trabajadores a adquirir nuevas técnicas.

Ante esa visión, Naveen Menon recomendó a los países reajustar la formación de los recursos humanos.

Por su parte, Luong Thuy, directora de Cisco Vietnam, consideró que el país indochino sigue siendo un destino atractivo para los inversores, gracias a los bajos costos de la fuerza laboral.

Sin embargo, admitió, la mayoría de los trabajadores nacionales no son calificados, y en ese sentido exhortó a Vietnam a adoptar medidas concretas para mejorar la calidad de la fuerza laboral, para mantener su atracción a las empresas. – VNA