Thai Binh, Vietnam, (VNA)- Semanas antes de la fiesta tradicional del Año Nuevo Lunar (Tet), la gente de las regiones vecinas se dirige a la comuna Tan Binh, de esta provincia norteña de Vietnam,  a comprar banh chung (pastel de arroz glutinoso tradicional) de Cau Bang para ofrecer a los ancestros o regalarlos a familiares que viven lejos.
Elaboración de banh chung (pastel de arroz glutinoso tradicional) (Fuente: VNA)

No se recuerda desde cuándo el nombre de Cau Bang evoca esa inolvidable comida tradicional de esta tierra.

El lugareño Tran Huu Binh (de 63 años) reveló al periódico electrónico Nhan Dan que la receta de banh chung fue transmitida por generaciones desde tiempos ancestrales, hasta sus padres. 

Actualmente, entre las 30 familias que residen en la aldea Cau Bang hay más de 10 cuyos miembros se dedican a la elaboración de este pastel durante todo el año.

El banh chung de este lugar cuenta con dos variantes, los pequeños en forma pentagonal, también conocidos como el banh chung gu (jorobado)  y otros grandes en forma cuadrada tradicional, con un precio de 30 a 40 mil dong cada uno, equivalentes a poco más de un euro.

Diariamente, una familia local puede vender unos 200 pasteles más pequeños y 100 grandes. 

Especialmente en la ocasión de Tet, las cocinas de los productores de este pastel son incapaces de satisfacer la demanda de su clientela.

En este local, cualquier persona puede ocuparse de seleccionar las hojas, comprar el frijol, preparar el arroz glutinoso y envolver el pastel.

Sin embargo, la persona que coloca los pasteles en la olla para cocinarlos debe ser un experto, y normalmente es el jefe de la familia.

La hermana de Huu Binh, Tran Thi Ty, de 65 años, quien también trabaja en el campo, contó que el banh chung de Cau Bang se cuece entre ocho y 10 horas a fuego lento sin cesar.

Nguyen Van Thanh, un aldeano de la comuna Minh Quang compartió que en el Tet, casi todas las personas de los alrededores reservan por adelantado algunos banh chung de Cau Bang, para hacer ofrendas a sus ancestros.

El pastel de Cau Bang conserva el agradable aroma del arroz glutinoso y de la hoja dong (phrynium placentarium), conjugados con el gusto adecuado, la elasticidad, suavidad y riqueza del frijol verde y la carne,  por lo que siempre despierta el apetito.

Quien pase por este lugar en los días próximos al Tet, podrá comprobar que este pastel es una de las primeras elecciones de la gente cuando pasa por Cau Bang. 

Van Binh compartió que, aunque él vive y trabaja en Hanoi, siempre viene a esta aldea a comprar los banh chung para el Año Nuevo Lunar, antes de regresar a su tierra natal a fines del año.

Pham Thi Hue, una residente de Cau Bang, comentó que además de las recetas hereditarias, también se transmite el prestigio de generación a generación, de una familia a otra.

Sin importar si otros ganan más con la venta de banh chung de menor calidad, en Cau Bang no se venderían estos pasteles de arroz si no fueran buenos.

El deseo de los aldeanos que elaboran este pastel es mantener este oficio y transmitirlo a las generaciones venideras, y que en el futuro esta marca de banh chung continúe como símbolo popular de la aldea de arroz de Thai Binh.-VNA