Miles de personas se ven obligadas a evacuarse de la zona afectada por el colapso de la presa Xe Pian-Xe Namnoy (Fuente: VNA)

Vientiane  (VNA) - El gobierno de Laos decidió revisar la calidad y seguridad de las presas hidroeléctricas en todo el país y detener la implementación de los programas de desarrollo al respecto para su evaluación.

En una reunión irregular, concluida ayer, los miembros del gobierno laosiano examinaron el progreso en las labores de recuperación tras el colapso de la represa hidroeléctrica Sepien-Senamnoi en la provincia de Attapeu, ocurrido el pasado 23 de julio.

Después de dos días de trabajo, el gabinete designó a los ministerios de Energía y Minas, Transporte,  Recursos Naturales y Medio Ambiente, y Ciencias y Tecnología, coordinar con expertos internacionales la mencionada revisión.

También decidió detener la implementación de todos los programas de energía hidroeléctrica con Memorandos de Entendimiento (MoU) y contratos de Asistencia para el Desarrollo de Proyectos (PDA) suscritos para su verificación.

Con anterioridad, la Oficina del Primer Ministro de Laos anunció que los alrededores del sitio donde se ejecuta el proyecto de la represa hidroeléctrica Xe Pian-Xe Namnoy es un área temporalmente prohibida, y no se permite el ingreso a la misma de ninguna organización o persona sin la autorización del gobierno y de la administración local.

También precisó que  Attapeu y la vecina provincia de Champasak están encargadas de la vigilancia de la zona y del cumplimiento de la  prohibición temporal de todas las actividades, hasta que finalice la investigación sobre el colapso de la represa.

El 23 de julio pasado la represa hidroeléctrica Xe Pian-Xe Namnoy colapsó, lo que provocó severas inundaciones en 10 aldeas y aisló completamente el distrito de Sanamxay, donde se encuentra.

Unas mil 300 familias con seis mil 600 personas están afectadas.

El gobierno de Laos coordina con grupos de trabajo en el país  y en el extranjero para abordar las consecuencias y ayudar a los residentes golpeados por este desastre. –VNA