El equipo atrapado en cueva Tham Luang (Fuente: EPA-EFE/VNA)
Bangkok (VNA) – Líderes de numerosos países transmitieron sus felicitaciones a Tailandia por el éxito de la operación de rescate –considerada como una “misión imposible”– del equipo de fútbol infantil de ese país, atrapado en una cueva desde el 23 de junio pasado.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, fue uno de los primeros en congratular a la Fuerza Especial de la Marina tailandesa. El mandatario declaró la víspera en su twitter que el socorro de 12 futbolistas y su entrenador de la caverna Tham Luang constituye un hecho increíble, y que las fuerzas de rescate cumplieron excelentemente su trabajo.  

En la misma red social, la primera ministra de Reino Unido, Theresa May, subrayó que todo el mundo siguió esa misión y reconoce el coraje de los participantes.  

El canciller de Bélgica, Didier Reynders, dijo que la conclusión de la operación le dio un suspiro de alivio, y transmitió sus felicitaciones a los rescatistas, entre ellos a los buzos de ese país europeo, a la vez que manifestó sus condolencias por el fallecimiento de Saman Kunan, exmiembro de la Fuerza Especial de la Marina tailandesa.  

El millonario Elon Musk, quien visitó el escenario y envió un submarino para respaldar el rescate, afirmó que los socorristas sirvieron de manera excelente.  

Por su parte, el chileno Mario Sepúlveda, uno de los 33 trabajadores atrapados en 69 días en una mina derrumbada en 2010, manifestó su deseo de que el equipo de fútbol infantil alcance éxito en el futuro.  

Otra alentadora noticia para los pequeños tailandeses es que fueron invitados por el equipo estadounidense Manchester United a realizar una visita al estadio Old Trafford.  Los “diablos rojos” publicaron en su twitter un mensaje de felicitación a los rescatistas, apenas concluyeron las labores. 

La semana pasada los futbolistas infantiles recibieron la invitación del presidente de la Federación Internacional de Fútbol (FIFA), Gianni Infantino, para que asistan a la final de la Copa Mundial 2018, que tendrá lugar el 15 próximo en Rusia.   
 
Doce niños tailandeses de entre 11 y 15 años de edad y su entrenador, de 25 años, desaparecieron  la noche del 23 de junio, después de quedar atrapados en la gruta de Tham Luang, un lugar de interés turístico que se localiza en la provincia de Chiang Rai y es la cuarta más larga de Tailandia con unos diez kilómetros de longitud.

Finalmente, después de nueve días, los 13 miembros del equipo fueron encontrados vivos. Un equipo de 90 buzos, incluidos 50 extranjeros, participó en la misión  de rescate.      

Reporteros de la Agencia Vietnamita de Noticias, presentes en Chiang Rai, informaron anoche que todos los médicos que asistieron a los muchachos y los buzos ya salieron de la cueva. – VNA