Phnom Penh (VNA) - El primer ministro de Camboya, Hun Sen, propuso que los exportadores nacionales de arroz incrementen los envíos a China y Vietnam, como una medida para reducir la dependencia del mercado de la Unión Europea (UE).

Un agricultor camboyano. (Fuente: AP)

En un reciente discurso, Hun Sen consideró que el impulso de las exportaciones del grano a China y Vietnam será la llave para la sostenibilidad de la rama, en momentos en que la UE impone diversos aranceles al arroz camboyano, y considera la suspensión de las preferencias comerciales Everthing But Arms (EBA) aplicadas a este país.

El Premier afirmó que en medio de la caída de los precios de arroz, pidió a los sectores de comercio y agricultura que prioricen a Vietnam y a China, mercados que podrán ayudar a incrementar la cotización del producto.  

El año pasado China se convirtió en el mayor importador de arroz del país indochino, al comprar 170 mil toneladas. De acuerdo con Hun Sen, el Gobierno del gigante asiático elevará el límite para las exportaciones camboyanas de 300 mil a 400 mil toneladas.  

Según el vicepresidente de la Asociación de arroz de Camboya, Hun Lak, es necesario diversificar los mercados receptores en medio del aumento de las barreras arancelarias en el mercado europeo.

También exhortó al Gobierno camboyano a ofrecer una mayor asistencia a los exportadores nacionales, en aras de mejorar la competitividad del arroz de esa nación en el mercado chino.  

Según datos oficiales, Camboya exportó 59 mil 625 toneladas del grano en enero pasado, en comparación con las 62 mil 623 toneladas en igual período de 2018.  

De esa suma, el 40,7 por ciento, equivalente a 23 mil 899 toneladas, se envió a la UE, mientras que China importó 18 mil 671 toneladas y los países de la Asociación de Naciones del Sudeste Asiático, nueve mil 226 toneladas.  

En 2018, el país indochino exportó 626 mil 225 toneladas de arroz, cifra que representa una reducción de 1,5 por ciento. - VNA