Kuala Lumpur (VNA)- Aquellos que emplean a niños menores de 15 años o que les obligan a realizar trabajos peligrosos pueden terminar pasando cinco años tras las rejas en Malasia.
Foto de ilustración (Fuente: internet)

Esta fue una de las penas aumentadas para los infractores conforme a las enmiendas a la Ley de 1966 sobre los niños y jóvenes, que se aprobó la víspera por el Dewan Rakyat (Cámara de representantes- Cámara baja del Parlamento de Malasia).

Las modificaciones fueron presentadas por el ministro de Recursos Humanos, M. Kulasegaran, quien señaló que las leyes protegerían a los niños de ser explotados.

Bajo las enmiendas, las multas se incrementaron de un mínimo de mil 200 dólares a un mínimo de 12 mil dólares.

Mientras, las penas de prisión aumentaron de una sentencia mínima de un año a al menos dos años, y los delincuentes pueden enfrentar una pena máxima de cinco años.

Los cambios también definen el trabajo peligroso relacionado con el manejo de maquinaria y el ambiente de trabajo.

La nueva ley cubre además la exposición de niños a productos químicos peligrosos, condiciones de polvo, temperaturas extremas, ruido y vibraciones.

Sin embargo, una persona joven puede realizar un trabajo peligroso con supervisión personal si él o ella está en aprendizaje o en formación profesional.

Anteriormente, al presentar el proyecto de ley de enmienda, Kulasegaran informó que, según las estadísticas del Departamento de Recursos Humanos, había un total de 440 mil 500 trabajadores entre las edades de 15 y 19 años.

Señaló que las modificaciones están en línea con las normas de la Organización Internacional del Trabajo (OIT).

Añadió que estos cambios también están en línea con la ratificación de Malasia de los convenios aprobados por la OIT en 1973 sobre la edad mínima de admisión al empleo y en 1999 sobre las peores formas de trabajo infantil.

Las enmiendas aumentarán la protección de los niños y jóvenes en el empleo, en particular de la discriminación y la explotación de partes irresponsables, indicó. – VNA