Kuala Lumpur, (VNA) – La Comisión de Competencia de Malasia supervisará las actividades de la empresa de transporte compartido Grab después de su adquisición de las operaciones de su rival Uber en el Sudeste Asiático.

(Fuente: VNA)


La ministra de Interior, Nancy Shukri, afirmó que esa acción es necesaria para garantizar la competencia leal en ese sector, y subrayó que la semana pasada Grab, valorada en seis millones de dólares en el mercado, se comprometió a aplicar precios razonables y no aumentar las tarifas durante el proceso de transición.

Con anterioridad, Singapur anunció la apertura de una investigación para esclarecer si la fusión anunciada entre Grab y Uber viola las leyes de competencia de su país.

La Comisión para la Competencia de Singapur indicó en un comunicado que la operación se llevó a cabo sin que el organismo fuera notificado y que tiene "base razonable para sospechar" que las leyes de competencia han sido infringidas durante la transacción.

El organismo sostuvo que el acuerdo de fusión supone una "reducción sustancial de la competencia en relación al mercado de personal de conducción y reserva de servicios en Singapur", y propuso medidas cautelares a las dos empresas mientras no concluye la investigación.

Las medidas incluyen el requerimiento a ambas compañías para que mantengan los precios y servicios previos al acuerdo, y pretenden evitar adoptar medidas que lleven a la integración de ambos negocios en Singapur.

También propone conminar a las dos compañías a no intercambiar información confidencial, y exigir a Grab que garantice a los conductores de Uber que incorpore que éstos no serán sujetos a cláusulas de exclusividad o tarifas de fin de contrato.

El acuerdo entre las dos empresas, alcanzado el 26 del mes pasado, preveía la compra del 27,5 por ciento de las acciones de Grab por parte de Uber y la incorporación del director general de la compañía de San Francisco, Dara Khosrowshahi, al consejo de la singapurense.

Grab ofrece una amplia gama de servicios de transporte bajo demanda, reparto de comida y paquetes, pagos a través de teléfono móvil y servicios financieros.

La empresa prevé incorporar a su plataforma operaciones y activos de Uber en Camboya, Indonesia, Malasia, Myanmar, Filipinas, Singapur, Tailandia y Vietnam.

Grab cuenta con más de cinco millones de usuarios diarios y unos 90 millones de descargas de su aplicación para teléfono inteligente.

La empresa está presente en 195 ciudades del Sudeste de Asia donde ofrece servicios de transporte bajo demanda en coche privado, motocicleta, taxi o coche compartido. – VNA