La Habana (VNA)- El  Secretario General del Partido Comunista de Vietnam (PCV), Nguyen Phu Trong, llegó este miércoles al aeropuerto internacional  José Martí, en La Habana, para iniciar una visita estatal a Cuba, en cumplimiento de una invitación del Primer Secretario del Comité Central del Partido Comunista y Presidente de los Consejos de Estado y de Ministros del país caribeño, Raúl Castro Ruz.

El secretario general Nguyen Phu Trong y Esteban Lazo Hernández, presidente de la Asamblea Nacional del Poder Popular y miembro del Buró Político del PCC (Fuente: VNA)

A su arribo al aeropuerto, el dirigente vietnamita fue recibido por Esteban Lazo Hernández, miembro del Buró Político del Partido Comunista de Cuba (PCC) y presidente de la Asamblead Nacional del Poder Popular.

Según la agenda prevista, durante su estancia hasta el 31 del presente mes, Phu Trong sostendrá conversaciones y reuniones con los máximos dirigentes del Partido y Estado de Cuba para debatir las medidas destinadas a elevar la eficiencia la cooperación entre ambos países.

La visita del máximo dirigente partidista de Vietnam tiene como objetivo demostrar la solidaridad y la amistad invariable del Partido, Estado y pueblo del país indochino con sus similares cubanos, fomentar la confianza política y promover la colaboración bilateral en los sectores económico, comercial e inversionista.

Hanoi y La Habana establecieron los nexos diplomáticos el 2 de diciembre de 1960, hecho histórico que reflejó las aspiraciones e intereses de ambos pueblos, y constituyó un ejemplo del internacionalismo revolucionario.

Con ese acontecimiento, Cuba se convirtió en el primer país en América en establecer relaciones con Vietnam (entonces República Democrática de Vietnam).

Durante los últimos tiempos, los nexos económicos-comerciales bilaterales registraron notables avances. Vietnam es el segundo mayor socio asiático de Cuba y uno de los diez mayores inversores de la nación caribeña.

En 2016 y 2017, el valor del intercambio comercial entre los dos países totalizó 235 y 224 millones de dólares, respectivamente. Ambas naciones fijan la meta de elevar esa cifra a 500 millones de dólares en 2020.- VNA