Nam Dinh (VNA)- Desde el séptimo día del primer mes lunar, este año el 11 de febrero, varias personas viajaron a esta provincia norvietnamita para comprar la “buena suerte” en el mercado Vieng.
Mercado Vieng en la provincia norvietnamita de Nam Dinh (Fuente: VNA)

Según la creencia popular, todo lo que se compre en ese bazar traerá buena suerte al comprador durante todo el año.

El mercado de Vieng, que se celebra solo una vez al año, abre sus puertas a medianoche del séptimo día del primer mes lunar y se prolonga hasta la mañana del próximo día.

En ese espacio se exhiben productos artesanales, herramientas agrícolas y productos de uso doméstico viejos, así como distintos tipos de plantas ornamentales.

Las especialidades culinarias son la ternera a la parrilla y el "banh day" (pastel redondo de arroz glutinoso).

Las mercancías más baratas que se ofertan en el mercado de Vieng son las flores y las plantas ornamentales, que brindan felicidad y buena suerte tanto al comprador y como al vendedor.

Después de acudir a esa feria, los visitantes pueden rezar por un feliz año nuevo en varios templos locales.

Se mantienen hoy cuatro mercados Vieng en la provincia de Nam Dinh, pero los celebrados en el municipio de Nam Giang, el distrito de Nam Truc, y en la comuna de Trung Thanh, distrito de Vu Ban, son los más populares.

El mercado en el distrito de Nam Truc es famoso por la pagoda Dai Bi, donde veneran al Buda y a Tu Dao Hanh, un monje famoso de la dinastía Ly (1009–1225); mientras que el otro, en el distrito de Vu Ban, es conocido ampliamente por el complejo de reliquias Phu Day dedicado a la Diosa Madre Lieu Hanh, uno de los cuatro santos inmortales en las leyendas vietnamitas.

El complejo de reliquias históricas y culturales Phu Day fue reconocido como patrimonio cultural nacional en 1975 y el culto a las Diosas Madres fue nombrado Patrimonio Cultural Intangible de la Humanidad por la UNESCO en abril de 2017.- VNA