Hanoi (VNA)- El Partido Comunista de Vietnam emitió recientemente la Decisión número 08-QDi/TW sobre la responsabilidad de los funcionarios y militantes de ser ejemplo, sobre todo los miembros del Buró Político, el Secretariado y el Comité Central.  
 
El octavo pleno del Comité Central del Partido Comunista del Partido Comunista de Vietnam del mandato XII. (Fuente: VNA)

Según el decreto, cada militante debe mostrar su fidelidad absoluta a la Patria y el pueblo, así como la disposición de servir por el interés del país y no emprender acciones que perjudiquen a la nación.

Esos compromisos confirman la responsabilidad política de los máximos dirigentes del Partido con la Patria y el pueblo.

También manifiesta la idea del Partido y el Presidente Ho Chi Minh sobre las relaciones cercanas entre ese órgano rector y el pueblo; los objetivos y motivaciones del Partido y de cada funcionario y militante, que son servir al pueblo.  

El pueblo es raíz de la fuerza del Partido Comunista de Vietnam (PCV), por eso, en todas las actividades, funcionarios y militantes deben confiar en el mismo, acercarlos para entender sus aspiraciones, a la vez que mostrar su ejemplo y rol pionero en todos los trabajos y cumplimiento de las misiones encomendadas.

Este punto de vista orienta todas las instrucciones, decretos y regulaciones del Partido. Junto con ello, las normas también establecen que los funcionarios y militantes deben combatir los actos tergiversados y evitar crear molestias al pueblo. 

Desde el XII Congreso del Partido hasta la fecha, los comités partidistas y de inspección de distintos niveles impusieron medidas disciplinarias a 490 organizaciones partidistas y 35 mil militantes.

Casi mil 300 miembros del PCV fueron sancionados por corrupción o violar regulaciones.

La Comisión de Control Disciplinario del Partido detectó irregularidades severas que presentó al Comité Central, el Buró Político y el Secretariado para la adopción de medidas disciplinarias a varios funcionarios de alto nivel y organizaciones partidistas, incluidos miembros de los dos primeros órganos.

En paralelo, el Partido presta atención a fortalecer y a elevar la capacidad de liderazgo de las organizaciones partidistas, sobre todo promover el papel pionero y ejemplar de funcionarios y militantes para aumentar la confianza entre la población y fomentar la gran unidad nacional.

El presidente Ho Chi Minh precisó “La fuerza de la clase obrera y trabajadora es enorme e infinita. Pero esta fuerza debe estar bajo el liderazgo del Partido para garantizar la victoria. Al mismo tiempo, el Partido debe estar cerca de la población, bien organizado y liderando a las masas; de este modo, la revolución será exitosa”.

La realidad verifica que el pueblo es una enorme fuerza interna y al mantenerse unido y dirigido por el Partido, se convertirá en una fuerza inquebrantable llevando a la revolución a la victoria. – VNA