Naipyidaw (VNA)- Myanmar fijó para el 11 de julio próximo la celebración de la tercera Conferencia de Paz de Panglong del siglo XXI, anunció hoy el director general de la Oficina del Consejero del Estado, U Zaw Htay.
El director general de la Oficina del Consejero del Estado, U Zaw Htay.(Fuente: The Irrawaddy)

El alto funcionario reveló que tal fecha se acordó la víspera en una reunión de la secretaría del Comité Conjunto de Diálogo de Paz de la Unión (UPDJC).

La Conferencia de Paz de Panglong se centrará en temas de seguridad y grupos armados, derechos de las minorías y la igualdad de género en la política federal, precisó, y agregó que el gobierno continuará las negociaciones invitando a la reunión a los grupos armados signatarios del cese al fuego.

El 13 de febrero, el Partido de Estado de Nueva Luna (NMSP) y la Unión Demócrata Lahu (LDU) firmaron el acuerdo nacional de alto al fuego (NCA, inglés) con el gobierno, convirtiéndose en los primeros dos grupos armados que se unieron al mencionado pacto con el ejecutivo, liderado por la Liga Nacional para la Democracia.

Su incorporación ha llevado al total de estos signatarios a 10 desde la primera firma con ocho grupos armados el 15 de octubre de 2015.  

Tras la entrada en vigor del acuerdo en 2015, las Conferencias de Paz Panglong del siglo XXI han tenido lugar en dos ocasiones durante el gobierno en funciones, en agosto de 2016 y mayo de 2017, respectivamente.

La segunda conferencia de paz logró incorporar 37 principios adoptados por primera vez en la historia del país en un acuerdo sindical durante el proceso de paz.

Se espera que la próxima conferencia siga discutiendo los principios fundamentales pendientes, así como la formulación  de otros para el establecimiento de una unión federal.

La finalidad del gobierno es lograr desmilitarizar a los grupos armados, garantizándoles una mayor participación en la gestión del ejecutivo a través de un sistema federal. Myanmar está compuesto por más de 135 etnias, que no han logrado convivir de una manera pacífica principalmente con el gobierno central.

En octubre de 2015 la junta militar que estaba en el gobierno inició conversaciones de paz, que llevaron a la firma de un cese del fuego nacional, con ocho grupos étnicos armados, aunque minoritarios. Sin embargo, la rúbrica del acuerdo no llevó a una paz duradera. – VNA