Yakarta (VNA) – Los consecutivos atentados con bomba contra iglesias católicas y comisarías esta semana en Indonesia son actos de represalia de las organizaciones terroristas JAT y JAD, después de que las autoridades arrestaran a sus cabecillas, afirmó el comandante de la policía, Tito Karnavian.  
Policías indonesios bloquean escenario de un ataque ocurrido el 13 pasado (Fuente: VNA)

Durante un encuentro la víspera con representantes de embajadas de otros países y organizaciones internacionales en Yakarta, Karnavian afirmó que la policía nacional se enfrascó en la investigación de estos sucesos, y como resultado, se han detenido a 48 sospechosos, numerosos de los cuales fueron eliminados.  

Añadió que las autoridades descubrieron una gran cantidad de pruebas, entre ellas materiales instructivos para realizar actos terroristas. Particularmente, subrayó, se detectaron 54 bombas en el domicilio de Tri Murtiono, autor principal del ataque suicida del pasado día 14 en una comisaría en la ciudad de Surabaya.

Karnavian aseguró que las organizaciones terroristas en Indonesia están vinculadas estrechamente con sus similares en el extranjero, pues los explosivos utilizados en los asaltos fueron de contrabando y supuestamente han sido usados en los recientes ataques perpetrados en Europa.  

La acción de los atacadores suicidas también evidencia que fueron entrenados para evitar la detección de las autoridades, enfatizó el comandante, y añadió que utilizaron incluso a sus familias, incluidas mujeres y niños.

El jefe policial admitió, además, la ineficiencia en la gestión de las cárceles, hecho que posibilitó que prisioneros se escaparan y conflictos violentos.

Ante esa situación, aseguró que Indonesia acelerará la aprobación de una nueva ley antiterrorista, y se refirió también a la importancia de incrementar la participación del ejército en las operaciones contra ese tipo de crímenes.  

Puso de relieve la necesidad de impedir la diseminación del extremismo y la intolerancia religiosa, especialmente a través de las redes sociales.

Según datos de la policía indonesia, desde 2000 hasta la fecha 342 ataques terroristas ocurrieron en este país. Las autoridades arrestaron a mil 500 sospechosos, mientras 155 personas fueron víctimas del terrorismo, de ellos 48 fallecieron. – VNA