Una parte de Phnom Penh, capital localizada al lado del río Mekong (Fuente: VNA)
 
Busan (VNA) – Los participantes en la reunión de cancilleres sobre la cooperación entre los países de la región del río Mekong y Sudcorea acordaron impulsar los nexos en seis esferas prioritarias en el período 2017-2020.  

Durante el evento, que fue copresidido por Laos y Sudcorea la semana pasada en la ciudad sudcoreana de Busan, los delegados abogaron por fortalecer la cooperación en la construcción de bases infraestructurales inteligentes y ecológicas, así como en el aumento de la conectividad mediante los proyectos de carreteras, ferrocarriles, puertos marítimos, aeropuertos y zonas y corredores económicos.  

Además, formularon votos por trabajar conjuntamente en la mejoría de la capacidad de aplicación de la tecnología en la construcción de infraestructuras de transporte, la gestión de recursos hídricos, la respuesta al cambio climático y el comercio electrónico.

Por otra parte, se pronunciaron por impulsar el crecimiento verde mediante los programas de enfrentamiento al cambio climático, forestación, preservación de la biodiversidad y mitigación de efectos de gases residuales del tráfico.

Las partes también acordaron intensificar la cooperación en la gestión y la explotación sostenible de los recursos del río Mekong, así como en la agricultura y el desarrollo de los recursos humanos.      

Durante la reunión, el vicecanciller vietnamita Ha Kim Ngoc propuso que los países de la región del río Mekong y Sudcorea aceleren el desarrollo de la red de transporte, para convertir a esa zona en un puente de conexión entre el Pacífico y el Índico.

También llamó a respaldar a las naciones en la región en el desarrollo de la agricultura inteligente y sostenible, en la garantía del equilibrio entre el progreso económico y la conservación ambiental, y en el aprovechamiento de la cuarta revolución industrial mediante la mejoría de la calidad de la fuerza laboral.  

En la ocasión, ratificó la postura de Hanoi sobre los asuntos del Mar del Este, la Península de Corea y los desafíos no convencionales.  

En la Declaración copresidencial, los participantes reiteraron la importancia de mantener y promover la paz, estabilidad, libertad y seguridad de navegación marítima y aérea en el Mar del Este, con apego a las leyes internacionales, particularmente la Convención de las Naciones Unidas sobre el derecho del mar (UNCLOS) de 1982.  

También subrayaron la necesidad de fortalecer la confianza mutua, ejercer el autocontrol, no complicar la situación y resolver las disputas por medios pacíficos.  

En Busan se inauguró en esta ocasión la Casa Cultural de la Asociación de Naciones del Sudeste Asiático, una actividad en el marco del Año del Intercambio Cultural entre el bloque y Sudcorea. – VNA