Hanoi (VNA)- La Asamblea Nacional (AN) de Vietnam dedicará dos jornadas y media al debate referente al cumplimiento del plan socioeconómico y presupuestario 2017 y a las directrices para las futuras tareas correspondientes hasta 2020.


Al analizar hoy el panorama sociopolítico de los primeros meses del año y los pronósticos para el tiempo restante de 2017, diferentes diputados destacaron la determinación en la dirección del Parlamento, el Gobierno y el sistema político, así como los pobladores, de observar la resolución emitida en el XII Congreso Nacional del Partido Comunista de Vietnam.

Sin embargo, existen aún ciertas preocupaciones por la evolución del Producto Interno Bruto (PIB) marcada por la caída a principios del año pero también por la aceleración brusca del ritmo del crecimiento a finales de 2017, así como por el limitado presupuesto nacional dedicado a los proyectos importantes.

A su vez, el representante de la provincia norteña de Phu Tho, Hoang Quang Ham, destacó que durante el presente período de sesiones de la AN se aprobará el informe sobre la viabilidad del proyecto del aeropuerto Long Thanh y la autopista Norte- Sur, además de dos programas relativas a la construcción de la nueva ruralidad y la reducción sostenible de la pobreza.

Advirtió igualmente sobre el alto déficit presupuestario, el incumplimiento del plan de ingresos al respecto, la falta del carácter estricto de la disciplina fiscal y el elevado nivel de las deudas públicas.

En  tanto, el diputado Pham Trong Nhan proveniente de la provincia sureña de Binh Duong expresó su inquietud por la deficiencia en el aprovechamiento de las inversiones extranjeras directas (IED) ante un contexto caracterizado por el enérgico crecimiento del capital foráneo colocado en el país pero también por los sus limitados impactos a la economía nacional y la vida de la población.

El cambio brusco del PIB por las fluctuaciones en las operaciones de algunas empresas de IED constituye uno de los asuntos preocupantes para la economía de Vietnam, subrayó.

Añadió que pese a altas proporciones en término de las contribuciones al valor total de la exportación, ese sector solo aporta con 15 a 19 por ciento al presupuesto estatal, ubicándose así en el último puesto.

Enfatizó además en lo ilógico de que al contrario a las declaraciones de pérdidas en sus actividades de 50 por ciento de las empresas de IED, esas entidades siguen ampliando sus operaciones de forma constante durante varios años.

Por otro lado, la mayoría de las ganancias de ese sector se envían a la metrópoli, es por eso que las contribuciones a Vietnam mediante los deberes tributarios (equivalente a 20 por ciento del valor de las exportaciones) son muy modestas, remarcó.

Hizo hincapié en la importancia de impulsar la transferencia de tecnología en aras de estimular las inversiones.

Sin embargo, notificó que el 80 por ciento de las corporaciones de IED aplican una tecnología de nivel medio con respecto a la escala mundial.

Ante las deficiencias existentes de la economía nacional, los diputados patentizaron su respaldo a las soluciones planteadas por el Gobierno como seleccionar con cautela los sectores que se benefician por IED, tales como los de tecnología avanzada, amigable con el medio ambiente, y también las fuentes de inversiones foráneas basadas en algunos criterios como la disposición de cooperar con las empresas nacionales, alto compromiso de transferencia de técnicas modernas y el índice de aplicación de materias primas domésticas.

Coincidieron además en la necesidad de adoptar una dirección clara para el desarrollo del sector privado en aras de convertirlo en una fuente de impulso importante de la economía nacional y también impulsar un el entorno de negocios equitativo.

Por su parte, el diputado Hoang Quang Ham de Phu Tho propuso impulsar el mecanismo autónomo para las unidades profesionales públicas y gestionar estrictamente el uso de la Ayuda Oficial para el Desarrollo.- VNA