Hanoi, 22 jul (VNA)- En Vietnam, el bordado a mano es una artesanía tradicional  y un rasgo singular cultural de la nación. Con hilos coloridos y manos hábiles, los artesanos de la empresa Theu Vietnam crean pinturas bordadas, lo que contribuye a preservar un comercio popular del país que se desvanece en el olvido.

Theu Viet (Fuente: Internet)

Ubicado en la calle Ton Duc Thang, en el centro de Hanoi, Theu Viet (Bordado Viet) brinda a los amantes del arte, especialmente a aquellos que gustan del bordado a mano, un espacio único para apreciar esta parte esencial de la cultura vietnamita.

La ornamentación por medio de hebras textiles se considera  un arte de la “pintura”, que requiere mucha meticulosidad, sutileza y paciencia durante el proceso de elaboración de los bordados a mano.

De acuerdo con la artesana Nguyen Thi Thanh, el trabajo requiere sutileza y paciencia y para brindar obras bellas, los artesanos deben poner su corazón en cada paso.

Para crear obras bordadas a mano, se necesita un trabajo en equipo perfecto. El pintor esbozará sus ideas después de varios pasos que incluyen elegir materiales y formas de bordar, como una o dos caras. Este boceto se mandará a los bordadores.

 
La duración de confección de un producto depende de su tamaño, calidad y diseño. A veces, lleva varios años para cumplir una obra.

Tran Gia Hue, director de la empresa Theu Viet, manfiestó su aspiraicón de acercar el arte tradicional vietnamita del bordado a mano a más amantes del arte, tanto nacionales como extranjeros, pues el bordado a mano refleja el alma del pueblo.

Los productos del bordado a mano se han convertidos en regalos únicos. Los artesanos siempre esperan promover y preservar este arte tanto en el país como en el extranjero.-VNA