Foto de ilustración (Fuente: Internet)
Hanoi (VNA) Los escenarios futuros de sequía en muchas partes del Sudeste Asiático pueden ser más frecuentes e intensos si no se toman medidas ahora para aumentar la resiliencia de las naciones en la región, indica un reporte oficial. 

El último estudio conjunto de la Comisión Económica y Social de las Naciones Unidas para Asia y el Pacífico (CESPAP) y la Asociación de Naciones del Sudeste Asiático (ASEAN) mostró que los impactos acumulativos de la sequía en la región afectan más a los pobres y aumentan la desigualdad, además de degradar la tierra y aumentar los riesgos de conflicto violento.

La sequía también puede ser particularmente dañina en países donde muchas personas dependen de la agricultura, indicó el informe, según el cual se encuentra en tal situación el 61 por ciento de la población en Laos, el 41 por ciento en Vietnam, el 31 por ciento en Indonesia, el 27 por ciento en Camboya y el 26 por ciento en Filipinas.

El estudio propone tres áreas prioritarias de intervención para la CESPAP y la ASEAN, incluido el fortalecimiento de la evaluación del riesgo de sequía y los servicios de alerta temprana, el fomento de instrumentos de financiación de riesgos, así como el aumento de la capacidad de las personas para adaptarse a la sequía.

El secretario general de la ASEAN, Lim Jock Hoi, subrayó que las áreas prioritarias mencionadas en el informe contribuirán al desarrollo de políticas para mitigar el impacto de la futura sequía y, eventualmente, fortalecerán los esfuerzos para construir una comunidad que sea resistente a la sequía.

Durante las últimas tres décadas, la sequía afectó a más de 66 millones de personas en la región del sudeste asiático.

El estudio se realizó como parte de la estrecha colaboración entre la CESPAP y la ASEAN para la reducción de los riesgos en el marco del Plan de Acción Estratégico Conjunto entre esa asociación y la ONU sobre la Gestión de Desastres.-VNA