El primer ministro Nguyen Xuan Phuc (Fuente: VNA)
Hanoi  (VNA) – El primer ministro de Vietnam, Nguyen Xuan Phuc, instó hoy a impulsar la economía agrícola y la integración global de ese sector, a fin de crear una “revolución” en el desarrollo de esa rama sustancial del país.

Al intervenir en una conferencia en línea a nivel nacional efectuada para hacer el balance de los 10 años de la implementación de la Resolución del séptimo pleno del Comité Central del Partido Comunista (X mandato) sobre el desarrollo de la agricultura, los cultivadores y la ruralidad, Xuan Phuc pidió identificar las oportunidades y desafíos causados por la cuarta revolución industrial, para elaborar una estrategia concreta al respecto.

De acuerdo con el Premier, esa resolución forma parte de los esfuerzos para reducir las brechas de los niveles de vida entre los grupos sociales y por eso, materializa una de las orientaciones socialistas importantes adoptadas por el Partido Comunista y el Estado.

Después de 10 años en vigencia, valoró, ese documento coadyuvó a generar cambios radicales en el desarrollo de la agricultura y las zonas rurales, así como a fortalecer el papel de los cultivadores como el sujeto del progreso.

Tras señalar las insuficiencias en la implementación de la resolución, Xuan Phuc propuso que todo el sistema político considere el cumplimiento de esa tarea como una responsabilidad común para estimular la participación de los agricultores en la integración económica y resolver de forma sincrónica los problemas asociados con la industrialización y la modernización del país.

El Premier también instó a los ministerios, agencias y localidades a adoptar soluciones concretas para expandir la envergadura de la producción al servicio de la integración global de la nación, a la vez que actuar de forma más activa en la respuesta a desastres naturales y el cambio climático.

Particularmente, llamó a prestar mayor atención al desarrollo de la agricultura limpia y revisar el marco legal vigente para resolver las dificultades que enfrentan los inversores.

En la ocasión, aplaudió los esfuerzos de los ministerios y las representaciones diplomáticas de Vietnam en el extranjero para ampliar los mercados receptores de los productos agrícolas nacionales, y subrayó la importancia de renovar el pensamiento de los productores.

Según Xuan Phuc, se debe adecuar la producción a la demanda del mercado y garantizar el origen y la calidad de las mercancías.

Por otro lado, instó a los bancos a ofrecer los recursos crediticios y adoptar los mecanismos necesarios para respaldar la agricultura, los cultivadores y las zonas rurales. Mientras tanto, necesitará promover la aplicación de la tecnología e incrementar la calidad de los recursos humanos de ese sector, indicó.

Además, el Premier recalcó que la renovación de las áreas campestres se debe vincular con la urbanización, la preservación del medio ambiente y la conservación de los valores culturales tradicionales de los agricultores.   

En ese sentido, encargó a las administraciones locales la protección de los recursos naturales, la prevención y respuesta a las calamidades naturales y al cambio climático.

Las localidades necesitan acelerar la transformación de los usos ineficientes del terreno en modelos de cultivo y ganadería apropiados, teniendo en cuenta el deber de garantizar la seguridad alimentaria.

Enfatizó también la importancia de fortalecer la protección de los bosques, frente a la situación actual de deforestación, y anotó que numerosas localidades todavía no explotan de forma efectiva sus abundantes recursos forestales.  

Según un informe dado a conocer en el evento, a 10 años del despliegue de la resolución del Comité Central, la reestructuración agrícola alcanzó resultados positivos, contribuyendo a la garantía de la seguridad alimentaria.

La producción acuícola representa el 26,25 por ciento del valor total de la agricultura, y la ganadería, un 27,2 por ciento. La calidad y el rendimiento de numerosos productos agrícolas mejoraron; mientras que las exportaciones registraron un crecimiento impresionante, confirmando el liderazgo mundial de Vietnam en los mercados globales de arroz, caucho, café, anacardo, camarones y frutas tropicales.  

Esos resultados contribuyeron al incremento de 2,66 por ciento de la agricultura en 2017, de acuerdo con la fuente.  

Al mismo tiempo, los sectores de industria y servicios en las áreas rurales se desarrollaron rápidamente, mientras la modernización de esas zonas se convirtió en un movimiento respondido por miles de comunas.  

Alrededor de siete millones 200 mil trabajadores rurales gozaron de cursos de formación profesional, elevando la tasa de empleados calificados en esas áreas a 13,7 por ciento.  

Sin embargo, el informe reconoce la inestabilidad de la economía rural, así como las brechas de desarrollo entre diferentes localidades y sectores. Las infraestructuras todavía no pueden satisfacer la demanda del progreso socioeconómico; los ingresos de los agricultores, aunque mejorados, aún resultan insuficientes, frente a la situación cada vez más complicada de la contaminación ambiental y el cambio climático.

Durante la conferencia, los participantes compartieron experiencias y puntos de vista para identificar las potencialidades y oportunidades a favor del desarrollo agrícola sostenible. – VNA