El presidente de Vietnam, Tran Dai Quang (Fuente: VNA)
Hanoi  (VNA) – El presidente de Vietnam, Tran Dai Quang, instó hoy a estimular la participación del pueblo en las actividades de defensa-seguridad, a fin de contribuir al desarrollo socioeconómico del país.

Al intervenir en una reunión de balance del trabajo desempeñado por los movimientos populares para contribuir a garantizar la seguridad nacional en el período 2016-2018, Dai Quang resaltó los logros alcanzados en esas labores, las cuales –según el Mandatario– estimularon el dinamismo y la creatividad de la comunidad en la lucha contra los crímenes. 

Los resultados también sirven como base para el asesoramiento al Partido Comunista y al Estado a la hora de promulgar nuevas políticas y medidas al respecto, a la vez que coadyuvan a fortalecer el sistema político y las unidades de seguridad de base, de acuerdo con el Presidente.

Los hechos, recalcó, evidencian que si en una localidad los movimientos populares trabajan con eficiencia se  garantiza la seguridad, o se alcanzará la estabilidad, el desarrollo socioeconómico y un firme aparato político de base.  

Ante los nuevos desafíos que impone la situación nacional e internacional, Dai Quang reiteró que reforzar esas labores constituye una responsabilidad común del sistema político y de la sociedad, y la policía popular , dijo, debe desempeñar el rol central.  

El Presidente pidió renovar y adecuar estas actividades con las condiciones peculiares de cada localidad, además de cumplir con seriedad las políticas de recompensa a las personas con méritos en el combate al crimen.

Por otro lado, subrayó la necesidad de racionalizar y fortalecer la capacidad y la ética de la policía, y aseguró que el Partido, el Estado y el pueblo conceden especial importancia a los movimientos populares de salvaguarda de la defensa y seguridad nacional.  

De acuerdo con un informe dado a conocer durante la reunión, en el período 2016-2018 se adoptaron dos mil 80 modelos al respecto, de ellos numerosos alcanzaron resultados positivos al enlazar a comunidades fronterizas, barrios, empresas, escuelas y familias. También se crearon clubes anticriminales y grupos populares de patrullaje.

Esos movimientos suministraron a las autoridades competentes información valiosa que contribuyó a la investigación de más de 300 mil delitos, la detención de casi 200 mil criminales y la eliminación de decenas de miles de redes clandestinas. – VNA