Manila (VNA) El gobierno filipino canceló las conversaciones de paz con el grupo rebelde Nuevo Ejército del Pueblo (NPA).
El presidente de Filipinas, Rodrigo Duterte (Fuente: VNA)

En una declaración oficial, el asesor presidencial sobre el proceso de paz, Jesús Dureza, declaró que no habrá más negociaciones con el NPA hasta que el gobierno cambie su decisión.

Dureza dijo que la decisión está de acuerdo con la orden del presidente Rodrigo Duterte, debido a recientes enfrentamientos en todo el país.

El funcionario también agradeció al gobierno noruego por su apoyo al proceso de paz.

Al hablar con soldados filipinos este lunes, Duterte expresó la decisión de poner fin a todas las negociaciones oficiales con el NPA y advirtió que una guerra contra el grupo está lista.

Duterte criticó al NPA por recientes ataques violentos contra soldados y policías filipinos, amenazó con incluir al NPA entre los "grupos terroristas" y ordenó arrestar a docenas de líderes del grupo, que fueron liberados en 2016.

El mismo día, el ejército filipino informó que dos dirigentes del NPA fueron capturados la semana pasada en la ciudad de Pagadian.

En mayo, el gobierno filipino canceló una ronda de negociación con el NPA y en julio anunció el fin de todas las conversaciones no oficiales con el grupo debido a los ataques dirigidos a las fuerzas de seguridad.

Establecido en 1969, el NPA actualmente tiene aproximadamente tres mil 800 hombres armados.

La lucha entre las tropas gubernamentales y el NPA ha cobrado alrededor de 30 mil vidas desde la década de 1960.-VNA