Phnom Penh (VNA) - El primer ministro de Camboya, Hun Sen, reiteró que no habrá conversaciones con el expresidente del opositor Partido de Salvación Nacional (CNRP), Sam Rainsy, y otros políticos litigantes.
El primer ministro de Camboya, Samdech Techo Hun Sen (Fuente: VNA)

Al intervenir en una ceremonia de graduación universitaria en Phnom Penh, el jefe de gobierno descartó un diálogo con los traidores y aseguró que no habrá perdones ni reducciones de prisión para ellos.

Hun Sen también reiteró que las elecciones nacionales se celebrarán el 29 de julio próximo, según lo programado, a pesar de la ausencia de la oposición.

Las declaraciones se produjeron un día después de que Rainsy pidiera conversar con el primer ministro sobre la actual disputa política.

Rainsy se mantiene en un exilio auto-impuesto en el extranjero desde finales de 2015 para evitar las multas financieras y la condena de dos años por difamación al vicepremier Hor Namhong y el presidente de la Asamblea Nacional, Samdech Heng Samrin.

El CNRP fue disuelto el 16 de noviembre después de ser acusado de conspirar para derrocar al gobierno.

El Tribunal Supremo prohibió la participación en actividades políticas durante cinco años de 118 miembros del CNRP, incluido su líder Kem Sokha, quien fue arrestado en septiembre por cargos de traición.-VNA