Kuala Lumpure, 27 jun (VNA) El primer ministro de Malasia, Mahathir Mohamad, expresó su disposición a normalizar los vínculos con la República Popular Democrática de Corea (RPDC), que se afectaron luego del asesinato de un ciudadano norcoreano el año pasado en el país sudesteasiático.
Sede de la Embajada de la República Popular Democrática de Corea en Kuala Lumpur (Fuente:AFP)

En una entrevista concedida a Kyodo News, Mohamad, quien ganó las elecciones generales el 9 de mayo pasado, afirmó que Malasia desea restablecer las relaciones diplomáticas con la RPDC.

A la pregunta de si su gobierno reaplicará un acuerdo de viaje sin visa con la RPDC, el Primer Ministro respondió que “sí”.

Las relaciones entre Malasia y la RPDC empeoraron tras el asesinato de Kim Chol, un ciudadano de Corea del Norte, el 13 de febrero de 2017 en el aeropuerto de Kuala Lumpur.

Estados Unidos y Corea del Sur acusaron a la RPDC de ordenar el asesinato. Sin embargo, el embajador norcoreano en Kuala Lumpur, Kang Chol, acusó a Malasia de confabularse con “fuerzas hostiles” para difamar la imagen de Corea del Norte.

El enfrentamiento verbal hizo que Malasia cancelara el acuerdo de exención de visado de dos semanas después del asesinato y expulsara al embajador de la RPDC. Los trabajadores norcoreanos también fueron deportados, y se congeló la emisión de permisos de trabajo para ciudadanos de ese país.

A su vez, la RPDC tomó represalias al impedir que los diplomáticos malasios en Pyongyang abandonaran el país. Solo se les permitió regresar a sus hogares después de que Malasia acordó repatriar el cuerpo de Kim Chol a Pyongyang, junto con varios sospechosos vinculados al asesinato.

Aunque el entonces primer ministro malasio Najib Razak no rompió las relaciones diplomáticas, Malasia prácticamente ha cerrado su embajada en Pyongyang, mientras que la sede diplomática de la RPDC en Kuala Lumpur aún no tiene un jefe de misión.

Con anterioridad, en una entrevista concedida a Nikkei Asian Review, Mohamad indicó que Malasia reabrirá su embajada en Pyongyang, pero que tal decisión tendría que esperar hasta que se designe un nuevo ministro de Asuntos Exteriores.

Hasta ahora, el gobernante nombró a 13 ministros para su gabinete, incluido un canciller. La ceremonia de juramento del nuevo gobierno está programada para el 2 de julio próximo después de que el Rey Muhammad V apruebe el nombramiento. –VNA

VNA-INTER