El primer ministro vietnamita, Nguyen Tan Dung, presentó un informe para aclarar las cuestiones recogidas en el ciclo de interpelaciones a los ministros antes de su comparecencia en la Asamblea Nacional (AN, Parlamento).

El jefe de Gobierno destacó los cambios positivos de la situación socioeconómica, con el mejoramiento de la macroeconomía y el control de la inflación.

El Índice de Precios al Consumidor de Vietnam experimentó un ligero aumento del 0,49 por ciento y 0,4 por ciento en octubre pasado y este mes, respectivamente.

La exportación vietnamita obtuvo, de enero a noviembre, cerca de 120 mil millones de dólares, un alza de 15,1 por ciento, mientras tanto la producción industrial continuó recuperándose, especialmente en la de procesamiento y manufacturación.

Hizo hincapié en la garantía del bienestar social con la creación de un millón 400 mil puestos de trabajo, lo que representa cerca de 88 por ciento del plan trazado para este año.

Tales resultados crearán una base para cumplir los objetivos y metas del año presentados por el Gobierno ante el Parlamento en la sesión de apertura, subrayó.

En cuanto a la dirección de la gestión y administración del plan de desarrollo socioeconómico para 2014, Tan Dung destacó la necesidad de controlar la inflación, estabilizar la macroeconomía y lograr un crecimiento apropiado.

Precisó que la AN aprobó aumentar el déficit presupuestario estatal de 2014 a 10 mil millones de dólares equivalentes a 5,3 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB) y emitir ocho mil 500 millones en bonos gubernamentales para el lapso 2014-2016.

Informó que el ajuste se destinará a pagar deudas y el resto se concentrará en la inversión en proyectos de infraestructura socioeconómica, agricultura y desarrollo rural.

De acuerdo con ese informe, la deuda pública del país estará en los años 2014, 2015 y 2016 en un límite seguro que no superará el 65 por ciento del PIB.

Resaltó los logros iniciales del Gobierno tras el despliegue de las medidas para resolver las deudas incobrables.

Según lo previsto, la compañía vietnamita de gestión de bienes de entidades crediticias (VAMC, inglés) comprará mil 500 millones de dólares de deudas bancarias malas al cierre del año.

Acerca de la reestructuración de la inversión pública, dijo que se concentrará en implementar planes a medio plazo, elevar la eficacia de la inversión pública y evitar el despilfarro en ese sector.

El Gobierno priorizará la orientación de mejorar las actividades de las empresas estatales, especialmente los grupos y corporaciones, impulsar la venta de acciones, así como reducir y vender todos los capitales estatales en las entidades sin control del Estado.

Además se concentrará en impulsar la aplicación de tecnologías avanzadas en la agricultura, crear cadenas de valor, garantizar los beneficios desde el cultivo y procesamiento hasta el consumo de productos agrícolas, añadió.

También promulgará las políticas para atraer inversiones en la producción de industria y servicios en las zonas rurales, e impulsar la reestructuración de trabajo y economía en esas áreas.

Orientará las medidas encaminadas al perfeccionamiento de las instituciones de la economía de mercado, sobre todo a la creación de un entorno favorable e igualitario para empresas de distintos componentes de la economía.

Asimismo, fomentará las reformas administrativas en los sectores de impuestos, aduanas, fundación y disolución de empresas, tierra, recursos naturales y documentos civiles.

El premier también mencionó en su reporte los problemas sociales, como la reducción de la pobreza en las zonas habitadas por grupos de etnia minoría, y la solución de la sobrecarga en los hospitales y de la ética médica.

Al responder a las preguntas sobre la solución del atraso en los documentos de orientación para la aplicación de las leyes y ordenanzas, Tan Dung admitió la deficiencia gubernamental en esta “tarea fundamental”.

Tras informar que este año el Gobierno tiene que promulgar 129 documentos de aplicación de 38 leyes y ordenanzas, Tan Dung destacó que hasta la fecha sólo 19 aún no se han terminado.

En cuanto a la gestión de los proyectos de hidroeléctricas, el Gobierno ha aplicado un proceso de evaluación y gestión de las obras en ejecución y las futuras para garantizar la eficacia socioeconómica, la protección ambiental y la seguridad. –VNA