Phnom Penh, 25 jun (VNA)- El Tribunal de la ciudad de Sihanoukville, en Camboya, ordenó detener a cuatro ciudadanos chinos por presunta responsabilidad en el derrumbe de un edificio de siete pisos, ocurrido el 22 de junio pasado, que provocó la muerte de 28 obreros. 
 
El escenario del derrumbe de edificio (Fuente: VNA)
Los acusados son Cheng Kun, dueño del edificio; Deng Xin Gul, encargado de la construcción; Gao Yu, contratista; y Xie Ya Ping, supervisor, contra los cuales se presentaron cargos  por “homicidio involuntario”. 

Al intervenir en una conferencia de prensa la víspera, el primer ministro de Camboya, Hun Sen, afirmó que las autoridades investigarán la causa del colapso, y considerarán si la construcción de esta obra era legal. 

Hasta la noche de este lunes, se recuperaron los cuerpos sin vida de 28 obreros, todos camboyanos, mientras otros 26 resultaron heridos graves. 

Se cree que varias personas permanecen aún atrapadas bajo los escombros, puesto que en el momento de derrumbe los trabajadores estaban durmiendo. 

El premier ordenó destituir y trasladar de sus puestos de trabajo a algunos funcionarios relacionados con este caso. – VNA