Quang Binh, Vietnam (VNA) – El gobierno de la provincia centrovietnamita de Quang Binh dio luz verde a nuevos viajes turísticos a numerosas cuevas en el Parque Nacional Phong Nha-Ke Bang, Patrimonio Natural Mundial.  
Una cueva en Phong Nha-Ke Bang (Fuente: VNA)

Con esa decisión, las autoridades locales aspiran a diversificar los productos de la industria del ocio para satisfacer la demanda de los turistas.  

Entre los nuevos destinos, Dai A, Over y Pygmy se localizan en la Zona de Recuperación del Ecosistema de la reserva natural. Espeleólogos consideran que esas grutas poseen estructuras únicas y atractivas.

Mientras, Hang Va y Nuoc Nut se destacan por la excepcionalidad y majestuosidad de los sistemas de estalactitas y estalagmitas, cuya formación hasta hoy sigue siendo un misterio para los científicos.  

Además del lanzamiento de esos nuevos productos, Quang Binh intensificó la promoción de los servicios turísticos locales y alcanzó resultados positivos.  

La provincia recibió en lo que va de año un millón 900 mil visitantes, equivalente a un incremento interanual de 17 por ciento.  

El Parque Nacional Phong Nha-Ke Bang, reconocido dos veces por la Unesco como Patrimonio Natural Mundial de la Humanidad, alberga un majestuoso sistema de cavernas con altos valores geológicos y geomorfológicos, además de una biodiversidad raramente hallada en el planeta.

La reserva se uno a los sitios turísticos favoritos en el Sudeste Asiático. Uno de los lugares “obligatoriamente a explorar” es Son Doong, la gruta más grande del mundo, donde incluso se puede colocar un Boeing 747. – VNA