Quang Binh, Vietnam (VNA) - Con sus potencialidades turísticas, la provincia centrovietnamita de Quang Binh se propone recibir a cuatro millones 300 mil visitantes en 2019, incluidos 250 mil foráneos.
 
Provincia de Quang Binh dispone de grandes potencialidades turísticas. (Fuente: VNA)

Dang Dong Ha, vicepresidente del Servicio de Turismo provincial, sugirió la diversificación y el aumento de la calidad de los servicios turísticos en los sitios de interés como las cuevas Thien Duong, Phong Nha y Tien Son, así como el desarrollo de nuevos recorridos de aventura y áreas de turismo ecológico.

Quang Binh continuará estudiando otros productos como el turismo de festivales, y de reuniones, congresos y exposiciones (MICE), además de promover el turismo comunitario y espiritual, que atrae a una gran cantidad de viajeros, especialmente extranjeros.

En paralelo con esas actividades, destacó, es necesario implementar las políticas preferenciales a favor de los inversores y agencias de viajes, impulsar la infraestructura turística y preservar los valores biológicos y naturales.

La localidad cuenta en la actualidad con unos 300 centros de alojamiento y 40 turoperadores, según datos oficiales.

Recibió al cierre del año a más de tres millones 900 mil turistas, un aumento de 18,2 por ciento con respecto al mismo lapso de 2017. De esa cifra, 200 mil fueron extranjeros, una subida interanual de 53,8 por ciento.

Quang Binh tiene una línea costera de más de 116 kilómetros con playas extensas como Nhat Le, Bao Ninh, Quang Phu, Da Nhay y Hai Ninh.

Además, la localidad alberga atractivos destinos turísticos como el Parque Nacional Phong Nha-Ke Bang, declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, donde se encuentra la cueva más grande del mundo, Son Doong.

Con miles de grutas con una longitud de cientos de kilómetros, Phong Nha- Ke Bang es nominado por la revista estadounidense New York Times como el octavo de los 52 sitios más atractivos en el mundo y en el top 12 de los destinos más fascinantes de Asia.

Por otro lado, el parque conserva huellas históricas de los tiempos más difíciles de las pasadas guerras contra los invasores extranjeros. 

Fue reconocido en 2003 por la UNESCO como Patrimonio Natural de la Humanidad por sus valores geológicos y geomorfológicos y recibió en 2015 el segundo reconocimiento universal sobre la base de criterios ecológicos y biológicos. – VNA