Quang Ninh, Vietnam,  (VNA) El Servicio de Agricultura y Desarrollo Rural de la provincia norvietnamita de Quang Ninh anunció la entrada en operación de una línea telefónica directa como una medida contra el contagio de las epizootias en la localidad, en especial la Peste Porcina Africana (PPA).

Foto de ilustración (Fuente: VNA)


Los ciudadanos pueden llamar a los números de teléfono 0203.3623380, 0912.308.644, 0936.952.589 o 0975.645.773 para informar sobre la situación veterinaria provincial, incluidos los fines de semana y días feriados.

Al mismo tiempo, el Servicio provincial de Agricultura y Desarrollo Rural instó a los órganos concernientes y los ganaderos a comunicar e intercambiar información vinculada con las enfermedades infecciosas en los animales del territorio, con el fin de obtener las soluciones necesarias al respecto.

La coordinación entre las agencias de salud animal y los criadores contribuirá a impulsar la lucha contra las epidemias, acelerar el trabajo para impedir las enfermedades y su propagación, y reducir las posibles pérdidas.

A causa de una larga línea fronteriza y numerosas acciones comerciales con China, Quang Ninh ha implementado una serie de medidas necesarias para prevenir el contagio de las epizootias procedentes del país vecino.

En detalle, los organismos involucrados como policía, la guardia fronteriza, aduana y las fuerzas de monitoreo del mercado fortalecen las labores de patrullaje y supervisión para evitar el contrabando de ganado, animales y alimentos, en especial los productos cárnicos de cerdo.

Al mismo tiempo, la ciudad centrovietnamita de Da Nang también despliega una serie de medidas para luchar contra la PPA.

Los comités populares de distintos niveles impulsan la divulgación entre los ganaderos locales sobre las normas legales relacionadas con la sanidad animal e incitan a la vacunación, desinfección y la información voluntaria de los agricultores.

Esta urbe también se centra en la selección aleatoria de las muestras de carnes de cerdo en los mercados y los mataderos en la localidad, así como otras medidas destinadas a evitar el comercio ilegal de los productos porcinos.

En especial, las agencias aduaneras estrechan la supervisión de la situación de salud de los pasajeros migrantes mediante los puertos aéreos y marítimos en la localidad, en especial los viajeros procedentes de las regiones que reportan casos de PPA.

La Peste Porcina Africana es una enfermedad de origen vírico, descubierta por primera vez en Kenia en 1910. En el año 1957, el virus se detectó por primera vez en el continente europeo, en Portugal, de donde pasó a España en 1960, haciéndose presente la enfermedad de manera constante en todas las granjas porcinas de la península ibérica.
Esto provocó graves daños económicos debido a varias razones: cerdos enfermos,  prohibición de exportación de productos cárnicos derivados, además de la necesidad de sacrificar otros en las zonas afectadas por brotes de la infección.

Entre 1960 y 1970, la PPA también apareció en países europeos como Italia, Francia, Holanda y Bélgica. En 1971, el virus se propagó al continente americano, detectándose brotes en Cuba, Brasil, Haití y República Dominicana. Aún hoy la PPA se considera que es propia de algunos países del África subsahariana y en Cerdeña, considerándose erradicada por demás países y zonas mencionadas.

Para el control de la enfermedad es indispensable el control del acceso a las instalaciones ganaderas, la limpieza extrema de instalaciones y vehículos, incluyendo la desinfección de botas, jaulas de camión, así como reducir los accesos de servicios externos. Asimismo es recomendable el uso de agua caliente a presión e hipoclorito de sodio en la limpieza de instalaciones y herramientas. –VNA