Hanoi  (VNA) - La garantía y la promoción de los derechos humanos constituye una política coherente de Vietnam, y son realizadas en concordancia con las leyes nacionales y los compromisos internacionales al respecto suscritos por Hanoi, afirmó hoy la cancillería del país indochino.

La portavoz Le Thi Thu Hang (Fuente: VNA)

Al responder a preguntas de la prensa sobre la oposición que manifestaron algunas organizaciones de derechos humanos al juicio abierto hoy contra seis personas por “realizar actos subversivos contra el gobierno popular”, la vocera del Ministerio de Relaciones Exteriores, Le Thi Thu Hang, ratificó que esa información es errónea y carece de objetividad.

En Vietnam no existe lo llamado “prisionero de conciencia”, ni personas arrestadas por manifestar sus opiniones, declaró la portavoz, quien afirmó que como en otros países, todas las violaciones de las leyes nacionales serán sancionadas rígidamente, en consonancia con las regulaciones legales.

Según el acta de acusación de la Fiscalía Popular Suprema, desde marzo de 2013 hasta julio de 2017, Nguyen Van Dai, Pham Van Troi, Nguyen Trung Ton y Nguyen Duc Truyen, establecieron la organización llamada “Asociación de hermanos democráticos”, diseñaron su plataforma, estatutos y normas de funcionamiento, y dirigieron sus actividades.

Van Dai llamó a Truong Minh Duc, Le Thu Ha y varias otras personas a participar en esa asociación. Estos sujetos establecieron la oficina representativa, abrieron una página web y desarrollaron una estrategia para reclutar a miembros.

Bajo el pretexto de la lucha por “la democracia y los derechos humanos”, “sociedad democrática”, esos sujetos ocultaron el objetivo de su actividad, se conspiraron con organizaciones ilegales nacionales y buscaron el apoyo financiero del extranjero para difundir informaciones contra el Estado.

Sus acciones tuvieron como objetivo cambiar el sistema político de Vietnam y construir un estado “pluralista, multipartidista”, “separación de poderes”, hacia la subversión del gobierno popular.

En este caso, se identificó a Nguyen Van Dai como el cabecilla del grupo, principal instigador y segundo vicepresidente de la Asociación. Van Dai participó directamente en el diseño de la plataforma de ese grupo y entrenamiento de miembros, contactó con organizaciones e individuos en el extranjero para movilizar recursos y recibió un monto de 71 mil 726 dólares y nueve mil 161 euros destinados a las actividades anti-estatales.

Mientras, Pham Van Troi fundó y presidió la Asociación, y se encargó de sus actividades en la región del Norte. Instó a sus miembros a participar en las acciones contra las elecciones parlamentarias en mayo de 2016. - VNA