Un avión de Vietnam Airlines depega del aeropuerto Tan San Nhat (Fuente: VNA)
 

Hanoi (VNA) - El primer ministro Nguyen Xuan Phuc aprobó un proyecto para desarrollar rutas aéreas directas entre Vietnam y países y regiones clave de todo el mundo, con el objetivo de promover la cooperación económica, el intercambio cultural y la integración internacional.

El proyecto tiene como objetivo desarrollar una red de rutas aéreas internacionales que conecte Vietnam y países y áreas como Estados Unidos, China, Sudcorea, Japón, Tailandia, Malasia, Rusia, Alemania, Australia, Francia, Reino Unido, India y mercados potenciales como los Emiratos Árabes Unidos (EAU) y Sudáfrica, que serán explotados por aerolíneas nacionales y extranjeras.

También se centrará en promover el vínculo entre las actividades de las aerolíneas y el desarrollo turístico, con el fin de atraer a más turistas extranjeros a Vietnam.

Se espera que el proyecto facilite a las aerolíneas extranjeras aumentar la frecuencia de sus vuelos desde los aeropuertos internacionales a los de Vietnam.

En cuanto a la orientación de desarrollo de aerolíneas de Vietnam a China, el Ministerio de Transporte trabajará con las autoridades chinas para eliminar las dificultades relacionadas con el momento de aterrizar y despegar que enfrentan las aerolíneas vietnamitas en la explotación de rutas aéreas hacia ese país.

Para 2020, las aerolíneas de Vietnam abrirán nuevas rutas aéreas desde diferentes centros económicos y ciudades turísticas de Vietnam hasta las localidades chinas.

Vietnam y Rusia también considerarán firmar más acuerdos sobre la expansión de las rutas aéreas que conectan los dos países y las de Vietnam a terceros países a través de los aeropuertos rusos.

Se abrirá una nueva ruta aérea para conectar Vietnam y las ciudades de Ekaterimburgo y Vladivostok de Rusia, mientras que aumentará el número de vuelos en las rutas aéreas desde Hanoi y Ciudad Ho Chi Minh a Moscú.

Vietnam también lanzará rutas aéreas directas a destinos estadounidenses como San Francisco y Los Ángeles en 2018.-VNA