Yakarta (VNA) - Al menos 384 personas murieron, muchas de ellas barridas por olas gigantes mientras jugaban en la playa, cuando un terremoto y un tsunami azotaron la isla indonesia de Sulawesi, informaron hoy autoridades locales.

Se encontraron cuerpos de algunas víctimas atrapados bajo los escombros de edificios derrumbados

Cientos se habían reunido para un festival en la playa de la ciudad de Palu el viernes cuando olas de hasta seis metros de altura se estrellaron en tierra, arrastrando a personas y destruyendo cualquier cosa a su paso.

De acuerdo con la Agencia de Mitigación de Desastres de Indonesia (BNBP), las fuertes réplicas continuaron sacudiendo Palu esta mañana después de que ocurrió la víspera el sismo de 7,5 grados de magnitud, lo que provocó el tsunami.

Sutopo Purwo Nugroho, portavoz del BNBP, describió de extenso el daño causado por esos desastres con miles de casas, hospitales, centros comerciales y hoteles colapsados, un puente arrasado y la carretera principal a Palu cortada debido a un deslizamiento de tierra.

Se encontraron cuerpos de algunas víctimas atrapados bajo los escombros de edificios derrumbados, dijo, y añadió que 540 personas resultaron heridas y 29 desaparecidas.

Los dos fenómenos causaron un gran apagón que cortó las comunicaciones alrededor de Palu y las autoridades aún enfrentan dificultades para coordinar los esfuerzos de rescate.

Nugroho indicó que la intensidad del sismo era mayor en el pueblo pesquero de Donggala, que estaba más cerca del epicentro, y se prevén que el daño allí sea mucho peor, pero aún no se puede establecer comunicaciones.

El ejército había comenzado a enviar aviones de carga desde la capital, Yakarta, con ayuda de emergencia, a las zonas afectadas. El aeropuerto de Palu está programado para reabrirse esta tarde después de haber sido cerrado debido a que su pista y la torre de control de tráfico aéreo fueron damnificadas en el terremoto.

El presidente Joko Widodo visitará mañana centros de evacuación en Palu para dirigir las labores de socorro.

De acuerdo con la Embajada de Vietnam en Indonesia, hasta el momento no se registró víctima vietnamita alguna en los desastres naturales ocurridos en Sulawesi.

Indonesia se ubica en el “Anillo de Fuego” del Pacífico, una de las zonas donde se ocurren con más frecuencia sismos y erupciones volcánicas del mundo.

Más recientemente, la isla Lombok sufrió consecutivos seísmos, los cuales provocaron la muerte de 500 personas y obligaron a miles a evacuarse.

En 2004, un terremoto de 9,3 grados Richter, seguido por un tsunami en las aguas frente a la isla Sumatra, cobró la vida de 220 mil personas en países localizados en la costa de Océano Índico, entre ellas 168 mil indonesias. – VNA