El presidente Tran Dai Quang (Fuente: VNA)
Hanoi  (VNA) – Pese a su partida física, el presidente de Vietnam Tran Dai Quang vivirá siempre en el corazón de los vietnamitas como un jefe de Estado con méritos destacados por sus grandes aportes al desarrollo del país y también como un dirigente castrense, quien contribuyó de forma importante a la policía popular.  

Antes de asumir la presidencia en abril de 2016, Tran Dai Quang trabajó durante más de 40 años en las fuerzas policiacas y fue ministro de Seguridad Pública desde 2011 hasta 2016.

En el cumplimiento de sus misiones, el dirigente manifestó su responsabilidad y dinamismo en todos los aspectos, con órdenes resueltas, al igual que decisiones humanitarias.  

Bajo el liderazgo de Dai Quang, la policía vietnamita desmanteló una serie de crímenes graves, entre ellos delitos económicos y casos de corrupción, aplicando sanciones estrictas a cabecillas de redes clandestinas, así como a aquellos que prestaron la mano a los delincuentes.  

El legado de Dai Quang se aprecia en la elevación de la calidad de las investigaciones de los crimenes. El tratamiento de los casos clave se aceleró, mientras aquellos que quedaban por resolverse durante un largo tiempo se llevaron a la justicia.  
Tomando las riendas de los casos penales que afectaron al orden social, el jefe castrense inspeccionó directamente los escenarios de crimen, a la vez que prestó asistencia a las familias de las víctimas.

Para los funcionarios y soldados que tuvieron la oportunidad de encontrarse personalmente con Dai Quang, el difunto dirigente fue un hombre digno y admirable.

Phan Van Lai, jefe del panel de enlaces entre policías de la retaguardia del Norte que combatieron en el frente del Sur durante la resistencia contra Estados Unidos, dijo que Tran Dai Quang fue un soldado, ministro de Seguridad Pública y posteriormente, presidente de Vietnam.

“Debió ser una personalidad tan especial, que recibió la gran confianza del Partido Comunista, del Estado y de las fuerzas policiacas. Al desempeñar sus cargos en la policía popular, manifestó su inteligencia, su visión y consagración a la causa revolucionaria de la nación,” sostuvo.

Mientras, Nguyen Quang Phong, jefe del panel de enlaces entre funcionarios jubilados del Servicio de la Policía Central, reiteró que Dai Quang contribuyó con importantes aportes a la garantía de la seguridad y el orden social, así como a la lucha contra las fuerzas hostiles.

Con respecto a las reformas judiciales, Nguyen Ngoc Bang, exjefe del Departamento general para la ejecución de sentencias en casos penales y la asistencia legal en el Ministerio de Seguridad Pública, afirmó que Dai Quang dedicó mucho tiempo a escuchar las opiniones y propuestas de las unidades encargadas de esas tareas.  

El presidente Tran Dai Quang falleció el viernes último por una grave enfermedad. Su partida física es una gran pérdida para el Partido, el Estado y el pueblo vietnamitas. – VNA